Los relatos de Marvel se desarrollan, desde hace un tiempo, en dos vías: la televisiva, a través de plataformas como Netflix, y la desarrollada a través del Universo Cinematográfico de Marvel. Aunque ambas corrientes se nutran de un mismo cosmo de referencias, no dialogan de forma directa entre sí. Por eso, por ejemplo, la inclusión de personajes como Daredevil dentro de las películas se reclamaba y, a su vez, no es tan sencillo incorporarlo.

Aunque sean parte del mismo universo de contenido, la narrativa televisiva y la cinematográfica funcionan de forma independiente. Puede que el ejemplo más evidente de lo anterior sea el relato desarrollado por Netflix a través de personajes como Daredevil, Jessica Jones, Iron Fist y Luke Cage. Cada uno de ellos tuvo una serie, incluso con varias temporadas, hasta conectarse en la producción de The Defenders (2017). Esa miniserie fue una suerte de Los Vengadores en clave urbana. 

Esa doble registro inspirado en la narrativa de Marvel genera un debate desde hace años en parte de los seguidores (y no se descarta que en algún crítico también): ¿Son integrados? ¿Cómo deben entenderse? Uno de los argumentos principales puede tener relación con los derechos sobre los personajes. Las productoras se aseguran de poder exprimir la imagen y el relato de íconos pop para sacar el máximo provecho comercial. Por tanto, al momento de “prestarlo” a otros estudios se presentan inconvenientes. 

¿Por qué es conveniente tener en cuenta este contexto general sobre la situación? Un fan de Marvel publicó un documento de 18 páginas a través del cual pide a Marvel Studios que considere las producciones televisivas como parte del canon establecido a partir del Universo Cinematográfico de Marvel. Este otro tópico dentro de la discusión se discute desde hace un tiempo en foros. La petición de este seguidor es que, por fin, sean integradas. Más allá de un reclama, el autor de la carta también apunta distintos argumentos. 

La carta de un seguidor sobre el Universo Cinematográfico de Marvel y las series

El título de la carta, traducido del inglés, es “Un llamamiento apasionado y preocupado para la preservación del Universo Cinematográfico y Televisivo Canon, de un devoto fan”. Lo siguiente que se encuentra en el documento es una aclaratoria, en la que el autor comenta que, teniendo en cuenta la extensión, ha establecido distintas categorías y usado negritas para destacar la prioridad de una idea sobre otra. Entonces hay una índice con seis puntos que, a su vez, se subdividen. Los capítulos principales son:

  • Introducción
  • El impacto del canon
  • Tratamiento de algunas posibilidades discutidas
  • El amor por estas producciones (como parte del Universo Cinematográfico de Marvel)
    ... algunas más
  • Conclusiones y firmas

Cada una de esas secciones tiene distintos puntos desarrollados, cerrándose con una serie de firmas de distintas personas pertenecientes al Wiki del Universo Cinematográfico de Marvel. 

Más allá de estos aspectos casi metodológicos, el documento también es una suerte de carta de amor por parte del seguidor hacia las producciones televisivas de Marvel. El primer bloque, la introducción, comienza con las siguientes oraciones. 

"El trabajo de Marvel Studios y la Televisión me ha sumergido de forma profunda en un relato ficcional como ninguna otra cosa en mi vida. No puedo agradecerles lo suficiente por cómo han cambiado mi vida en el mejor de los sentidos. Durante varios años muy duros, el MCU siempre ha estado ahí para mí y el valor de eso es inconmensurable".

Toda una declaración de principios sobre la cual parte para compartir su punto de vista al respecto. Más adelante, el autor detalle cuáles son los objetivos de su texto, citados a continuación: 

  1. "Si Marvel Studios está considerando activamente "descanonizar" los programas de Marvel Television del Universo Cinematográfico de Marvel, yo deseo alegar que no lo hagan".

2. "Si Marvel Studios está considerando pequeños detalles y cambios para "decanonizaría" pasivamente los espectáculos, deseo suplicar por un poco más de cuidado y que cualquier anomalía solo sea claramente definida por Marvel Studios como meros detalles de continuidad".

Date de alta en Disney Plus ahora y ahorra gracias a la suscripción anual, con la que podrás disfrutar de todo su catálogo de series y películas, acceso a los últimos estrenos, al catálogo de Star y a los mejores documentales de National Geographic.

Algunas ideas de la carta

El documento contiene distintos análisis e inclusos gráficos para ejemplificar y justificar distintas ideas. La carta puede ser leída en inglés a través de la plataforma de DropBox. A continuación extraemos y traducimos algunos fragmentos a tener en cuenta. 

"Las historias no son inmunes al futuro y pueden dañarse en retrospectiva".

"Dejamos los programas desarrollándose en su propio mundo. Descubrir, tiempo después, que en realidad ese fue su fin o que ni siquiera los personajes tuvieron la vida que pensamos significa perder la oportunidad de llorar apropiadamente cuando terminaban los programas o se cerraba una historia".

"Gran parte de la base de fans del Universo Cinematográfico de Marvel ha sido vuelta en contra de los programas las adaptaciones televisivas. Esos seguidores, incluso, han fomentado algunos casos de bullying online".

"Entiendo que hay situaciones en las que quizás tenga sentido que Marvel Studios quiera adaptar un personaje en una historia que, por ejemplo, ha sido asesinado en Marvel Television. Aquí, le ruego a Marvel Studios que trabaje un poco en esto. Incluso tan solo adaptar el mismo personaje con un nombre ligeramente diferente o combinar un par de personajes de cómics como a veces se hace".

"Tener un flujo constante de contenido de adaptaciones televisivas de Marvel es lo que realmente ha hecho que este universo se sienta vivo y multifacético como el mundo real". 

"Las adaptaciones de Marvel en la televisión han proporcionado una gran variedad de personajes, diversidad y representación de comunidades dentro de este universo".

El autor de la carta mencionada la hizo pública a través de su perfil en Twitter, dirigiéndola a Marvel Studios y a Kevin Feige.