Facebook estaría armando un equipo dedicado a estudiar el análisis de datos encriptados, pero sin necesidad de descifrarlos previamente. La red social le encargaría dicha tarea a investigadores de inteligencia artificial, entre quienes se encontraría una reciente incorporación que antes trabajaba para Microsoft, según The Information. ¿Cuál sería la finalidad de esta iniciativa? Desarrollar tecnología para aplicarla a futuro en su modelo publicitario.

Los especialistas se encargarían de abordar esta posibilidad dentro del área investigativa del cifrado homomórfico. Así, Facebook se sumaría a otras compañías que ya tienen equipos de investigación dedicados a esta temática. Tal es el caso de Google, Amazon y Microsoft.

De acuerdo con el reporte, la investigación podría permitirle a Facebook orientar anuncios basados en el contenido de mensajes encriptados que se envían por WhatsApp, sin comprometer la privacidad de los usuarios. Otra opción sería la de encriptar los datos de sus miles de millones de cuentas, sin afectar negativamente su negocio de posicionamiento de anuncios personalizados.

El historial de Facebook con respecto a la privacidad de los datos de sus usuarios está plagado de polémicas y contradicciones. Por eso, esta nueva investigación tampoco inspira demasiada confianza. Si bien desde la propia red social le habrían manifestado a The Information que aún es "demasiado pronto" para pensar en la aplicación del cifrado homomórfico en plataformas como WhatsApp, la compañía pretende nutrirse de la tecnología necesaria para presentar nuevas opciones de monetización.

¿Se reflota la idea de los anuncios personalizados en WhatsApp?

Si la información es certera, la investigación de Facebook podría impactar directamente sobre los usuarios de WhatsApp en el futuro. Recordemos que la idea de mostrar anuncios en la popular plataforma de mensajería no es nueva. Sin embargo, la red social puso la idea en el congelador a comienzos de 2020.

Queda claro que esta posibilidad nunca se descartó por completo, sino que ha quedado en pausa buscando el "equilibrio ideal" entre privacidad y publicidad. Como en la actualidad WhatsApp ofrece cifrado de extremo a extremo, la compañía necesitaría encontrar una forma de trabajar sobre el contenido de los mensajes sin descifrarlos a mitad de camino. Facebook ya ha quedado a merced de los reguladores en el pasado, y no estaría dispuesta a repetir dicha situación.

Los anuncios personalizados son una de las principales fuentes de ingresos de Facebook. Esto ha sido ratificado recientemente con los resultados financieros del segundo trimestre de 2021. Pero con la creciente preocupación relacionada a la manipulación de los datos personales del público, cada vez son más las empresas que toman medidas para evitar que los datos de sus usuarios sean aprovechados por plataformas como la de Mark Zuckerberg.

¿Será capaz Facebook de equilibrar el negocio multimillonario de los anuncios personalizados con el cifrado y la protección de datos de los usuarios? Hoy parece ser una iniciativa que deja más incertidumbre que respuestas firmes.