Algunos insistimos en la idea de que la dignidad en el cine de terror no es algo fácil de conseguir; sobre todo, a la vista de las propuestas del género que se lanzan cada año, con una minoría solo visible, no ya meritoria. En este asunto hay escalas, por otra parte; y en la más decente podemos colocar Un lugar tranquilo 2, la película dirigida por el actor John Krasinski (2021) como secuela de la suya de 2018 que, paradójicamente, fue un ruidoso éxito de crítica, público y recaudación.

Cosa que seguramente no esperaba después de haber estrenar la correcta Entrevistas breves con hombres repulsivos (2009) y la agradable Los Hollar (2016), que pasaron por la taquilla y la prensa cinematográfica con mucha pena y no gloria. De modo que esta franquicia alienígena le ha puesto en el mapa como realizador.

Se lo merece, en cualquier caso. De ningún modo porque Un lugar tranquilo y su continuación con se hayan revelado como una maravilla, ni unas obras maestras ni un hito morrocotudo del séptimo arte. Con absoluta sinceridad, tampoco habría por qué meterlas en ninguna lista sobre lo mejor de su año o del terror. Pero debemos reconocer su limpieza y su honestidad narrativas, que ya las sitúan a una altura mayor que montones, centenares, carretadas de otros filmes del género, de los adyacentes y de los de más allá.

El terror honesto de ‘Un lugar traquilo 2’

Paramount

Los hay en lo suyo que aspiran a horrorizarnos con pura sanguinolencia y lo que logran es desagradarnos, como todas las secuelas de la impactante Saw (James Wan, 2004), y hasta ponernos físicamente enfermos, como la extraña Bliss (Joe Begos, 2019) para algunos.

Otras películas de terror se dedican a buscar asustar a los espectadores con apariciones y ataques repentinos acompañados de estruendos en la banda sonora, lo que no tiene por qué echarlas por tierra si consiguen mantenerse en equilibrio gracias a otras aportaciones, como Malasaña 32 (Albert Pintó, 2020). Y Un lugar tranquilo 2 pertenece a aquellas obras terroríficas que nos agarran nuestro pobre corazoncito de espectadores y lo retienen en un puño con una tensión sostenida de padre y muy señor mío.

Es decir, por unas secuencias en las que se destruye una calma transitoria y que se componenn audiovisualmente, partiendo de un guion avispado como el del propio John Krasinski pero sin Bryan Woods y Scott Beck en esta ocasión, para que lo que nos horrorice sea una amenaza patente e implacable.

De esta manera, aquí no hay trampa ni cartón y el espanto que nos provoca lo que sufren Evelyn, Regan y Marcus Abbott, a los que vuelven a encarnar sin tacha Emily Blunt (Looper), Millicent Simmonds (Wonderstruck) y Noah Jupe (Le Mans ‘66), no se construye con ninguna clase de fastidiosos subterfugios. Una absoluta transparencia en su ejercicio terrorífico es lo que ofrecen, incluso en las notas inquietantes de la partitura escrita de nuevo por el irregular Marco Beltrami (Logan). Un horror honroso, a fin de cuentas y si se permite la cacofonía.

El apreciable pero menor alcance de la tensión sostenida

Paramount

Pero, en este sentido, Un lugar tranquilo 2 resulta ambivalente. Por un lado, la total falta de pretensiones y de brillantez en el aparato visual de la primera parte se repite en esta segunda, hasta durante el eficaz y contundente prólogo que nos propone.

La gran virtud de mantener la tensión en cada secuencia correspondiente sigue en esta historia, pero con un alcance menor al de la película original de John Krasinski; pese a los sólidos elementos narrativos de que se vale para este fin y al montaje con escenas paralelas que duplica los focos del peligro y, por tanto, nuestro impulso de mordernos las uñas. Y la razón quizá se encuentre en la ausencia de Bryan Woods y Scott Beck como guionistas.

Lo bueno es que no falta nadie y al reparto se unen Cillian Murphy (Origen), quien con una simple mirada es capaz de transmitir lo que se le antoja y se requiere, y el siempre intachable Djimon Hounsou (En América). Dos pequeños lujos para la expansiva Un lugar tranquilo 2, una prolongación en esta guerra de los mundos que podemos considerar casi al mismo nivel que la anterior.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.