Twitter dobló la apuesta en su disputa con Donald Trump, quien fue expulsado para siempre del servicio tras el asalto al Capitolio en Washington. Esta semana, la red social cerró un grupo de cuentas que habrían tratado de evadir el bloqueo impuesto al expresidente de Estados Unidos.

El martes pasado, Trump lanzó una nueva sección en su sitio web llamada "Desde el escritorio de Donald J. Trump". Allí, el político republicano publica mensajes para que sus seguidores compartan en diversas plataformas.

Si bien Twitter no impide que sus usuarios publiquen contenido extraído desde el sitio del exmandatario estadounidense, sí prohíbe la creación de nuevas cuentas que se dediquen exclusivamente a divulgar material relacionado a un usuario suspendido. Por dicho motivo bloqueó a @DJTDesk, @DJTrumpDesk, @DeskofDJT y @DeskOfTrump1, entre otras.

"Como indica nuestra política de evasión de suspensiones, tomamos medidas de cumplimiento en las cuentas cuya aparente intención es reemplazar o promover el contenido afiliado a una cuenta suspendida", dijo un portavoz de Twitter. Por su parte, un asesor consultado por Reuters negó que Trump estuviese ligado a las cuentas suspendidas en la red social.

Twitter profundiza el bloqueo a Donald Trump

Trump fue un ávido usuario de Twitter, llegando a superar los 88 millones de seguidores. Su presencia en la red social se hizo aún más notoria cuando ganó la presidencia de Estados Unidos en 2016, ejerciendo el cargo desde 2017 hasta comienzos de este año.

Durante su período en la Casa Blanca utilizó frecuentemente su cuenta en Twitter para realizar publicaciones que generaron mucha polémica. Desde las acusaciones por fake news y el supuesto fraude electoral, hasta el enfrentamiento con Greta Thumberg, pasando por el muro en la frontera con México y cuanto tópico caliente se presentara, Trump se apoyó en la plataforma.

Sin embargo, el límite fue el asalto al Capitolio ocurrido el 6 de enero pasado en Washington. Twitter ya había suspendido temporalmente a Trump, pero decidió bloquearlo permanentemente cuando hizo caso omiso a las advertencias por incitación a la violencia.

De hecho, la red social ha manifestado públicamente que no levantará la suspensión al expresidente estadounidense, ni siquiera si decide presentarse para un nuevo mandato.

Vale destacar que otros servicios como Twitch, YouTube y Facebook también suspendieron definitivamente a Donald Trump. Como respuesta al bloqueo masivo el magnate prometió crear su propia red social, que de momento no fue más que un simple blog.