Que podamos toparnos con un par de huevos de pascua en la miniserie WandaVision (Jac Schaeffer, 2021) sobre el neoyorkino Stan Lee, el más famoso guionista de los cómics de Marvel, no debería extrañarnos. A fin de cuentas, es el progenitor fundamental de las narraciones del Universo Cinematográfico y ya hizo cameos en casi todas sus películas. Que esos mismos easter eggs se encuentren, sin embargo, en elementos idénticos, sendas matrículas de un coche, constituye una pauta. Como si damos con dos guiños a adaptaciones del libro El mago de Oz (Lyman Frank Baum, 1900) en episodios diferentes.

Ya habíamos visto la imagen específica en uno de los tráilers de WandaVision, la que corresponde a los títulos paródicos de comedias setenteras del capítulo “Now in Color” (1x03): Wanda Maximoff (Elizabeth Olsen) y Vision (Paul Bettany) montan en bici por las calles de Westview, y en la marquesina del cine Coronet, cuyo interior no nos muestran hasta una escena poscréditos de “The Series Finale” (1x09), se anuncia la película Oz: Un mundo de fantasía (Oz the Great and Powerful, Sam Raimi, 2013). A partir de lo cual se propuso que tal vez la villana de la serie fuese la bruja Agatha Harkness: ¡ding, ding, ding!

Disney Plus

Unas botas y unos zapatos de rubí

Y, para insistir en esta referencia, precisamente en el enfrentamiento final entre Wanda Maximoff y la veterana hechicera hay otro guiño a lo imaginado por Lyman Frank Baum, compatriota de Stan Lee. Al percatarse de que su colega absorbe la magia que le arroja sin sufrir daños, la protagonista, que no se chupa el dedo y ya tiene una experiencia considerable en luchar así desde Vengadores: La era de Ultrón (Joss Whedon, 2015) al menos, le lanza un automóvil, que parece estrellarse junto con Agatha Harkness contra el ventanal frontal de una vivienda cercana, atravesándolo. Menudo estropicio.

Pero la bruja de Sokovia se aproxima allí y no hay ni rastro de la interfecta. O casi: lo único que ha dejado atrás son sus botas, extendidas paralelamente debajo del coche. Y esto no es casual. No se le han caído de los pies después del inesperado impacto, sino que las ha decidido colocarlas ahí, alineaditas, para burlarse de Wanda Maximoff con este divertido guiño de WandaVision al filme El mago de Oz (Victor Fleming y otros, 1939). Porque la casa de Dorothy Gale (Judy Garland) se precipita sobre la Malvada Bruja del Este, matándola, y sus pies sobresalen por debajo el edificio, con los llamativos zapatejos de rubí que calzaba la difunta.

MGM