Decir que el cineasta estadounidense Fisher Stevens (n. 1963) es un todoterreno quizá resulte una afirmación un tanto exagerada. Pero que se atreve con proyectos muy distintos es la pura verdad, y Apple TV+ probablemente le escogiera para dirigir el drama Palmer (2021) por semejante razón. La mayoría de su currículo en el cine lo componen casi un centenar de personajes a los que ha interpretado en películas y series de televisión. Por ejemplo, el Ben Jabituya de las dos entregas de Cortocircuito (John Badham, Kenneth Johnson, 1984, 1986), el Roger del episodio “The One with the Boobies” (1x13) de Friends (David Crane y Marta Kauffman, 1994-2004) o el Chuck Fishman de Edición anterior (Ian Abrams, Bob Brush, Patrick Q. Page y Vik Rubenfeld, 1996-2000).

También el doctor Sheldon Morey del capítulo “The Wizard and Roz” (8x20) de Frasier (David Angell, Peter Casey y David Lee, 1993-2004), el George Minkowski de Lost (J. J. Abrams, Damon Lindelof y Jeffrey Lieber, 2004-2010), el señor Robin de El gran hotel Budapest (Wes Anderson, 2014) o el Hugo Baker de Succession (Jesse Armstrong, desde 2018). Pero ha realizado asimismo otros dos largometrajes de ficción, la comedia romántica Beso en Manhattan (2002) y el thriller Tipos legales (2012), seis documentales bastante combativos, como Mission Blue (2014) o Planeta Tierra: ¿Somos historia? (2016), videoclips y episodios televisivos. De modo que, con toda esta experiencia, tampoco debe extrañarnos que firme Palmer.

Apple TV+

Los modales del cine independiente

Los modales de Fisher Stevens en Palmer son los del cine independiente: la limpieza, la sobriedad, los actores enfocados para ofrecer lo mejor de sí sin que la planificación audiovisual o el montaje les quite ni una pizca de protagonismo en pantalla. Sin que se desvíe la atención de los espectadores hacia virguerías técnicas; que no tendrían nada de malo, pero tampoco hacen falta ninguna. Y es que, por supuesto, la misma premisa del filme, la segunda oportunidad de un expresidiario en lo produndo de Estados Unidos, se presta para ello. Así, fondo y forma resultan coherentes en grado sumo; o la forma es fondo igualmente.

No obstante, el trabajo en la sala de edición, de Geoffrey Richman, garantiza un buen ritmo. No en vano, este experto montador ya hizo lo suyo en estupendos documentales como Murderball (Henry Alex Rubin y Dana Adam Shapiro, 2005), Sicko (Michael Moore, 2007) o The Cove (Louie Psihoyos, 2009), en otra película de ficción genéricamente emparentada con Palmer, más o menos conocida por los cinéfilos, como El profesor (Tony Kaye, 2011) y en el auténtico desafío de Knight of Cups (Terrence Malick, 2015). Y ya se habían tratado antes porque, además, se encargó del de Planeta tierra.

Apple TV+

Nada de dramones descarnados

Por otra parte, este nuevo filme de Fisher Stevens no se encamina por los derroteros del dramón descarnado. La segunda oportunidad de Eddie Palmer, al que interpreta un intachable Justin Timberlake (La red social), se desarrolla sobre todo por las buenas influencias a su alrededor. El meollo de la trama es su evolución personal en un contexto que invita al público a los sentimientos agradables. En especial, por ese tipo de relación en la que un chaval algo excéntrico consigue ablandarle la patata a un adulto, como en Jerry Maguire (Cameron Crowe, 1996), El chico (Jon Turteltaub, 2000) de cierta manera o Un niño grande (Paul y Chris Weitz, 2002).

Y Ryder Allen (Ley y orden True Crime: El caso Menéndez) cumple muy bien su rol del pequeño Sam. Como encantadora se muestra Alisha Wainwright (Educar a un superhéroe) en la piel de la maestra Maggie Hayes, y muy adecuada Juno Temple (Las vidas posibles de Mr. Nobody) como Shelly. Y siempre supone un gusto la participación de la veterana June Squibb (Esencia de mujer) en cualquier proyecto, aquí encarnando a Vivian Palmer. Estos actores, la cuerda variada de la partitura que ha elaborado Tamar-kali (Mudbound), los giros escritos por Cheryl Guerriero y la labor del resto el equipo comandado por Fisher Stevens contribuyen a que Palmer acabe siendo conmovedora.

Apple TV+

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.