La vacuna contra el coronavirus china BBIBP-CorV tiene una eficacia del 79%, según acaba de anunciar la compañía que la desarrolla, Sinopharm. Si bien la cifra se encontraría por debajo de los porcentajes aportados por Moderna, Pfizer o incluso Oxford Astra Zeneca en su última revisión, está muy por encima del 50% a partir del que se considera que puede aportar suficiente beneficio para su comercialización.

Por eso, sus desarrolladores han solicitado la autorización para comenzar a hacerlo. De lograrla, sería la primera vacuna del país asiático en comenzar la vacunación, más allá de los ensayos clínicos y las situaciones excepcionales. Es un gran paso, ¿pero qué sabemos sobre ella?

Datos sobre la vacuna contra el coronavirus china

Actualmente China cuenta con cuatro vacunas en las fases más avanzadas de ensayos clínicos. Dos de la compañía Sinovac y dos producidas por Sinopharm. Ha sido una de estas dos últimas la que parece haberse adelantado en la carrera para su comercialización. Sin embargo, todas siguen un proceso similar.

Se trata de vacunas que han usado uno de los métodos más tradicionales para su desarrollo, el de los virus inactivados. En el caso de la vacuna contra el coronavirus china que ha anunciado hoy su eficacia, se utiliza un virión de SARS-CoV-2 inactivado. Los viriones son partículas completas de virus, que incluyen tanto su núcleo con material genético, en este caso ARN, como la capa proteica externa conocida como cápside. Al conservar el núcleo, mantendría su capacidad de infección, si no fuese porque esta se ha inactivado mediante el tratamiento con un compuesto químico, llamado beta-propiolactona.

El resultado es el que ya conocemos de las vacunas contra otros patógenos. El virión, al estar completo, conserva las proteínas reconocidas por el sistema inmuntiario. Esto da lugar a una respuesta del mismo, sin generar los síntomas de la enfermedad, ya que se mantiene inactivo. Así, de cara a una futura infección, el organismo conservará la memoria inmunitaria necesaria para combatirla antes de que siga adelante.

Publicaciones y ensayos clínicos

Esta es la primera vacuna contra el coronavirus china que aporta un porcentaje de eficacia. Aún no se han publicado los resultados de la fase III de los ensayos clínicos, como tampoco lo habían hecho otras compañías farmacéuticas cuando dieron este dato. No obstante, sí que ha sido un proceso muy transparente, con otras publicaciones, tanto de los estudios con modelos animales como de las dos primeras fases de ensayos clínicos.

Por eso, cabe esperar que, del mismo modo que las otras compañías lo hicieron, estos últimos resultados se publiquen próximamente.

De momento sabemos que en fases anteriores la vacuna ha mostrado ser segura y eficaz. El porcentaje anunciado hoy ha sido de un 79%, aunque Emiratos Árabes refirió a principios de mes un 86%. Este es uno de los países que han participado en los ensayos clínicos, junto a Argentina, Bahrein, Egipto, Marruecos, Pakistán y Perú.

Pero esta vacuna no solo se ha administrado a los participantes en dichos estudios. De forma extraordinaria, también la han recibido ya algunas personas muy expuestas, como trabajadores médicos y esenciales, oficiales de inmigración, transportistas, taxistas, cajeros de supermercados y miembros de la tripulación de rutas internacionales. Incluso algunas personas que iban a viajar a países con una alta tasa de incidencia. En total, se calcula que la han recibido ya un millón de individuos, de los que solo un porcentaje muy bajo ha manifestado efectos adversos leves.

Como venimos diciendo desde que empezó la lucha de porcentajes, debemos tomar estos resultados con cautela. Aunque, desde luego, el avance de las vacunas que ya se están administrando nos ha mostrado que la cautela también puede ir acompañada de esperanza.