Europa, la luna de Júpiter, es uno de los cuatro sitios de nuestro sistema solar en el que podría haber vida. De esto se lleva años hablando, así que ya lo sabemos. Sin embargo, ahora tenemos una gran novedad de cara al futuro lanzamiento de la misión de la NASA Europa Clipper. Y es que, según se ha publicado este lunes en Nature Astronomy, Europa podría brillar en la oscuridad.

De entrada puede sonar extraño. ¿Un satélite que orbita un planeta y brilla en la oscuridad? Hay mucho de Europa que no sabemos, pero gracias a una simulación en laboratorio podemos hacernos a la idea: el satélite brilla en la oscuridad. Pero, ¿a qué se debe?

Luminiscencia estimulada por electrones

Para entender su comportamiento brillante, hay que mirar su composición y sus interacciones con Júpiter. El satélite "alberga un océano subterráneo cubierto por gruesas cortezas heladas", que sobre todo están hechas de "hielo y sal", indica el estudio. Mientras que, por otra parte, "la superficie de Europa experimenta continuamente altos flujos de partículas cargadas debido a la presencia del fuerte campo magnético de Júpiter", indica el estudio.

Para entender mejor la interacción entre esa radiación y la superficie de Europa, Murthy Gudipati y sus colegas realizaron una simulación. En ella, expusieron en el laboratorio hielo salado a electrones energéticos. Y lo que descubrieron fue que, tras la irradiación, el hielo emitía una luz verdosa que se conoce como luminiscencia estimulada por electrones. Además, la intensidad del brillo "depende de la composición específica de los hielos", señalan los investigadores.

Europa Clipper

A pesar de que la investigación deja bastante claro que Europa brilla, hay que confirmar que es así. De hecho, esta investigación es muy interesante ya que a lo largo de esta década la NASA enviará una nueva misión a este satélite. Una vez allí, será capaz de descubrir si lo que se ha predicho en el laboratorio es acertado o, por el contrario, no sucede como Gudipati y su equipo esperan.

"Un sobrevuelo a baja altitud desde la nave espacial Europa Clipper podría determinar y mapear la composición química de la superficie del lado nocturno de Europa midiendo cuánto brillo de hielo se ve en diferentes regiones de longitud de onda", explican los investigadores en el estudio. No obstante, este no será el único trabajo de Europa Clipper, ya que las observaciones de la sonda pueden dar mucha más información. Como caracterizar el océano subterráneo, limitando su salinidad, por ejemplo. "Ya que los productos de hielos procesados ​​energéticamente en la superficie y los materiales oceánicos se intercambiarían en escalas de tiempo geológicas", indican los científicos.

Desde aquí, según señalan los investigadores del estudio, no podemos saber si el lado nocturno de Europa brilla. Sin embargo, cuando la misión de la NASA se pasee a una altitud baja, sabremos más sobre la luminiscencia del satélite.