El próximo 30 de septiembre se presentará el Google Pixel 5, sin embargo, las filtraciones nuevamente se han adelantado a los de Mountain View. El portal WinFuture no solo ha compartido los renders oficiales del dispositivo, también especificaciones que complementan la información filtrada en semanas recientes. Como esperábamos, el terminal adoptará una pantalla perforada para dar espacio a la cámara frontal, siguiendo así una tendencia que la compañía ya experimentó con el Pixel 4a.

Según los datos que ofrece el citado medio, la pantalla del Pixel 5 alcanza las 6 pulgadas y tiene una densidad de píxeles por pulgadas de 432. Por su parte, la frecuencia de refresco es de 90Hz. Cabe mencionar que el panel estaría protegido por Gorilla Glass 6, lo que supone un salto respecto a la generación anterior. El cuerpo del terminal estaría fabricado en aluminio reciclado y sería resistente al agua y polvo gracias a la certificación IP86.

Pasando al apartado fotográfico, nos encontraremos con una configuración de dos cámaras. El sensor principal se mantendría en los 12,2 megapíxeles, pero el segundo abrazaría un gran angular de 16 MP (f/2,2). A pesar de que el sensor principal mantiene las características del Pixel 4, ahora tiene soporte para grabación de vídeo con resolución 4K y 60 fotogramas por segundo, además de 1080p y 240 fps. La cámara frontal igualmente se mantiene en 8 MP.

El Pixel 5 integraría el procesador Snapdragon 765G, el cual apunta a la gama alta premium y presume la compatibilidad con redes 5G. De hecho, el fondo de pantalla que aparece en los redes ya deja claro su apuesta por la última generación de conectividad. La memoria RAM sería de 8 GB y el almacenamiento interno de 128 GB. Para finalizar, el terminal llegaría con Android 11, la última versión del sistema operativo móvil de Google.

Previamente te dimos a conocer que, según diversos retailers de Europa, el Pixel 5 llegará el mercado con un precio ligeramente inferior en comparación con su predecesor: 639 euros. Y es que Google se habría comprometido con alcanzar más bolsillos, aunque sacrificando el potencial del procesador para llegar a dicha cifra. Recordemos que Qualcomm ofrece un SoS de mayor rendimiento, el Snapdragon 865+ —y próximamente el 875—.