La llegada del coronavirus ha trastocado todas las dimensiones del día a día. Desde el trabajo, hasta la forma en que nos relacionamos con nuestro entorno. Y el sector empresarial no ha sido inmune a la honda expansiva del virus y, mientras los poco digitalizados han tenido que sobrevivir con lo puesto, los centrados en el negocio online han continuado, no sin problemas. Es el caso de La Haus, la startup enfocada al sector inmobilario en México y Colombia, que acaba de cerrar su primera Serie A de 10 millones de dólares. Muy en la línea de su homóloga en España, Housfy, que también ha visto en la pandemia una oportunidad de crecimiento; motivo por el cual también ha cerrado una ronda in extremis.

El negocio de la compra-venta de pisos ha sido uno de los que más ha notado el efecto de la Covid-19. Caídas generalizadas de un sector que, pese a todo, sigue siendo uno de los destinos preferidos de los fondos como valor seguro ante un panorama de incertidumbre –precisamente el que a nivel mundial se presenta ahora mismo–.

Mientras el área más tradicional del sector ha visto paralizada su actividad, los que ya habían volcado su actividad en el negocio online han registrado aumentos en su actividad. De un 4% de cuota de mercado antes del virus a un 30% en el caso de La Haus y según sus cifras.

“Este es un mercado crónicamente desatendido, y al día de hoy no existe una infraestructura inmobiliaria organizada. La Haus integra, reduce la fricción y hace más eficiente todo el proceso. La Haus está en una gran posición para tener éxito en un mundo post-Covid, y cuentan con un gran equipo fundador para hacer realidad la visión de una experiencia inmobiliaria verdaderamente transformadora, digital de extremo a extremo, para millones de consumidores en América Latina", explican sus fundadores.

La llegada de la ronda de financiación, por tanto, confirma la tendencia de un sector que lleva años luchando contra sí mismo; y buscando una renovación de sus raíces.

Una situación que el sector fintech ya venía persiguiendo en Latinoamérica con una renovación de un sector bancario poco extendido en las regiones de influencia. Con una población poco bancarizada, la llegada de las nuevas propuestas tecnológicas se han hecho más atractivas tanto para usuarios, como para inversores. El interés del capital extranjero, principalmente de Estados Unidos, para invertir en negocios locales ha sido creciente en los últimos años. El último de ellos Belvo, de origen español pero con negocio en México, que levantó 10 millones en su reciente ronda.

Financiados por Kaszek Ventures, centrado en inversiones en la región, se unen a NFX, Acrew Capital, IMO Ventures y Beresford Ventures. Estos últimos ya con una participación en la startup mexicana tras la ronda del año pasado de 6 millones de dólares.

Fundada en 2017, por Jerónimo Uribe, Rodrigo Sánchez-Ríos y Santiago García, la idea de crear la compañía nacía del concepto de adaptarse a las nuevas generaciones en México y Colombia. Un modelo importado de Estados Unidos, y también replicado en Europa –en España con startups como Housfy, Badi o Sportahome–, que abordar el negocio inmobiliario desde una nueva perspectiva.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.