Que uno de los grandes alicientes en la renovación de un smartphone es su cámara es ya bien sabido. Las tácticas para hacerla más atractiva sobre el papel puede ir desde aumentar el número de sensores –lo cual no es siempre un acierto– hasta aumentar su tamaño, pasando por supuesto por incrementar su resolución.

Esta temporada hemos visto como los primeros smartphones rompían la barrera psicológica de los 100 megapixels, comenzando por el Xiaomi Mi Note 10, pero también en los Mi 10 y Mi 10 Pro e incluso el Galaxy S20 Ultra de Samsung, con el nuevo y gran sensor propio de 108 MP.

Hasta los 600 megapixels en tu smartphone...

Pero esto no acaba aquí, y es que recientemente apareció información de que sería hacia finales de este mismo año y durante el último trimestre cuando los primeros terminales –previsiblemente de Xiaomi y Cía– desplegaran un sensor ya en desarrollo de hasta 150 MP de resolución, firmado también por Samsung. Y hace ahora un año que Qualcomm actualizaba el firmware de algunos de sus chips para soportar cámaras con resoluciones de hasta 192 megapixels.

Ahora, según publica Ice Universe, uno de los perfiles de Twitter con fuentes más sólidas dentro de la industria móvil en Asia y especialmente en el entorno de la tecnológica surcoreana, esta resolución estaría todavía lejos del límite que los fabricantes de smartphones andan buscando. Esta resolución superaría las capacidades del ojo humano, según dicen, si bien ya es evidente que esto ocurre con las últimas implementaciones del zoom óptico en los últimos modelos de smartphone.

Según cita a uno de los directivos a cargo del segmento de sensores dentro de Samsung, se continuarán desarrollando sensores de alta resolución, alcanzando los 600 megapixels de resolución, o bien 0,6 gigapixels. Una cifra astronómica incluso para la actual situación del sector, que ve como el crecimiento de los sensores y la miniaturización de los pixels alcanzan límites físicos que difícilmente van a dejar de estar ahí.

Huawei P40 Pro+ Plus
Huawei

Los últimos sensores disponibles cuentan con tamaños realmente grandes frente a los vistos hace tan solo un par de temporadas. Los últimos sensores de gran formato que vemos en los OnePlus 8 Pro o Oppo Find X2 Pro son de 1/1,33 pulgadas de diagonal. Tamaño superado ligeramente por el sensor de 1/1,27" que vemos en los últimos Huawei, como el P40 Pro+. Este tipo de sensores ya ocupa un tamaño más que decente en los últimos lanzamientos. Aunque podría seguir creciendo.

...que probablemente no sean 'reales'

Pero incluso aunque aumentáramos el tamaño de estos sensores hasta una pulgada completa o nada menos que 2,54 mm de diagonal –y a partir de aquí todo suponer–, en un tamaño mucho más parecido al que vemos en las cámaras compactas, esto no bastaría para albergar estas enormes resoluciones. Si tomamos el ejemplo del sensor Isocell Bright HMX de 108 MP de Samsung, y alargamos su superficie, únicamente daría cabida a un máximo de 192 MP manteniendo el resto de condiciones intactas.

Por tanto, para triplicar esa resolución todavía sería necesario reducir el tamaño de cada pixel en área aproximadamente hasta un tercio de lo que son en la actualidad. Es decir, pasar de pixels ya por debajo de lo usable de forma individual y requerir un pixel binning todavía mayor. Pasar de las 0,8 micras actuales a un tamaño de 0,45 micras o inferior.

Parece que la carrera por las cifras en la cámara de los smartphones no hace otra cosa que acelerarse, tanto por el lado de la resolución como por el del número de objetivos disponibles. Si bien algunos todavía se resisten, equipando sensores que contengan estas cifras en el lado de la utilidad, otros están dispuestos a ir más allá en algo que requerirá a buen seguro por defecto técnicas de combinado de pixels agresivas, como la de 9 puntos en 1 que utiliza Samsung en su Galaxy S20 Ultra, y difícilmente la imagen original a 600 megapixels conserve el detalle que esperamos de esta enorme cifra.