Resistencia al agua del OnePlus 8 Pro
análisis

OnePlus 8 Pro: la eterna ‘start-up’ se moja

- Abr 14, 2020 - 17:59 (CET)

Ficha técnica

Colores del OnePlus 8 Pro

  • Pantalla: 6,8 pulgadas OLED, QHD+ (1440p) y 120 Hz

  • Procesador: Snapdragon 865, 7 nm, 5G

  • Memoria: 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad

  • Cámaras: 48 MP, angular 48 MP, telefoto 3x 8 MP y color 5 MP

  • Batería: 4.510 mAh, carga rápida e inalámbrica de 30 W

  • Precio: 909, 1.009 euros

2020 es el año del 5G y finalmente los grandes dan el paso esperado en sus puntas de lanza de la telefonía móvil. Este salto en conectividad no llega gratis, especialmente cuando tener lo mejor puede ser tan costoso como poco necesario. El OnePlus 8 Pro es mucho más que potencia y nuevas redes, avanzando en múltiples frentes, pero, ¿tanto como su precio?

Una completa singularidad entre los fabricantes de smartphones, OnePlus ha sabido encajar una y otra vez, y con sutileza, algunas de las tendencias más buscadas por los usuarios. El mejor rendimiento ha llegado siempre empaquetado en un formato llamativo a la vista y al tacto; dentro y fuera. Con un énfasis en el software que difícilmente ha igualado ninguna otra marca en Android, la oferta histórica ha sido siempre la de las especificaciones más top a precios de derribo.

O al menos eso es lo que han intentado hacer creer tras años y años del 'Never Settle' como eslogan, en una política de comunicación tan funcional como insistente y, ciertamente, ya no tan incisiva como antaño. Seis años han pasado desde aquel OnePlus One, el "Flagship Killer" original que pretendía arrebatar la corona a los grandes desde tan solo 269 euros. Pero solo ahora con el OnePlus 8 Pro terminan de engranar sobre el papel todas y cada una de las secciones de una propuesta al nivel que autoproclaman, con la consumación de las dos escurridizas carencias frente a los terminales que ya acechaba desde 2014: la carga inalámbrica y la resistencia al agua.

Con cada generación de dispositivos, esta eterna start-up ha ido haciendo evidente una y otra vez el patrón tras cada renovación cada vez más cerca de los referentes: progresivas y constantes subidas de precio. El olvido de un proceso de venta a través de invitaciones llegó con el cartel de los 399 euros bajo el brazo en el OnePlus 3; hasta los 499 euros el OnePlus 5 –no hubo 4, pues da mala suerte en China–; 519 el OnePlus 6...

Fue en 2019 cuando la marca dio una nueva vuelta de tuerca a su estrategia, desdoblando ese modelo bianual en las OnePlus Series. Por 719 euros, el OnePlus 7 Pro aterrizaba un modelo con una mejor y más costosa pantalla –mayor, curva y con una tasa de refresco ahora en los 90 Hz–, superiores y más numerosas cámaras –finalmente acumulaba el triple sensor para un rango focal completo– y, cómo no, un novedoso sistema motorizado para su sensor frontal, que ahora se olvida por totalmente.

Diseño y color verde azulado del OnePlus 8 Pro

El OnePlus 8 Pro continúa gran parte del camino que andaba este y, tras un 7T Pro que aterrizaba como una renovación más puramente técnica, a la versión de comienzos de 2020 llega otra hornada de características. A las mencionadas resistencia al agua y carga inalámbrica se unen el 5G de serie, una avanzada pantalla en 120 Hz y un nuevo sensor fotográfico extra, entre otros. Novedades que se acumulan para incrementar, una vez más y probablemente no la última, su precio.

Esta suerte de Tesla a la inversa, que llegó atacando un nicho de early adopters, aunque esta vez en el primer rango de precios, no es el único fabricante con dificultades para mantenerse estático a este respecto. No hay más que mirar a Xiaomi y a su Mi 10 Pro que duplica precios mientras sigue la estela de los grandes en su escalada ya muy holgadamente por encima de los 1.000 euros. Para OnePlus el ascenso ha sido más progresivo hasta alcanzar los 909 euros del 8 Pro tras cinco renovaciones y, llegados a este punto no queda sino hacernos la pregunta del millón: ya cuesta lo que otros pero, ¿lo vale?

Separados al nacer

OnePlus 8 Pro junto al Oppo Find X2 Pro

En el OnePlus 8 Pro vemos un diseño muy similar a sus predecesores, pero también con una planta sospechosamente parecida a otro terminal que ya hemos visto antes. Se trata del Oppo Find X2 Pro, que cuenta con unas medidas idénticas en su carcasa, y realmente aporta parte de sus novedades de una forma relativamente calcada: pantalla QHD+ en 120 Hz y gran diagonal, rechazo del módulo motorizado a favor de una cámara perforada el idéntico lugar y, por supuesto, un gran rendimiento y 5G patrocinado por lo mejor de Qualcomm.

Y es que tanto Oppo como OnePlus forman parte del conglomerado BBK, un gigante de la electrónica en China, que es quien pone todo el músculo en las áreas de fabricación e I+D más básica. Históricamente, por tanto, se han podido encontrar estas carrocerías sospechosamente parecidas. No obstante y a pesar de una escalada en precio lejos de la nimiedad, el OnePlus 8 Pro todavía se detiene considerablemente por debajo del Find X2 Pro y sus 1.199 euros. Por supuesto, todavía hay varias diferencias que conviene no pasar por alto.

Oppo Find X2 Oppo Find X2 Pro OnePlus 8 Pro
Pantalla 6,7" OLED 19,8:9, QHD+ (1440p), 120 Hz 6,7" OLED 19,8:9, QHD+ (1440p), 120 Hz 6,78" OLED 19,8:9, QHD+ (1440p), 120 Hz
Tamaño 74 x 165 mm 74 x 165 mm 74 x 165 mm
Grosor 8,0 mm 8,8 mm 8,5 mm
Peso 187, 196 gramos 200, 207 gramos 199 gramos
SoC Snapdragon 865 Snapdragon 865 Snapdragon 865
RAM 12 GB LPDDR5 12 GB LPDDR5 8, 12 GB LPDDR5
Memoria 256 GB UFS 3.0 512 GB UFS 3.0 128, 256 GB UFS 3.0
Cámara principal 48 MP (IMX586, 1/2") f/1,7, angular 12 MP (IMX708, 1/2,4") f/2,2 y zoom 3x 13 MP f/2,2 48 MP (IMX689, 1/1,4") f/1,7, angular 48 MP f/2,2 y zoom 5x 13 MP f/3,0 48 MP (IMX689, 1/1,4") f/1,6, zoom 3x 8 MP f/2,4, angular 48 MP (IMX586, 1/2") f/2,2 y filtro de color 5 MP
Cámara frontal 32 MP, perforada 32 MP, perforada 16 MP f/2,5, perforada
Batería 4.200 mAh, carga rápida 65W 4.260 mAh, carga rápida 65W 4.510 mAh, carga rápida de 30W
Carga inalámb. No No Sí, 30W
Resist. IP54 IP68 IP68
Biomet. Sensor de huellas bajo pantalla, óptico Sensor de huellas bajo pantalla, óptico Sensor de huella bajo pantalla, óptico
Conect. 5G (NSA y SA, Sub-6), Wi-Fi 6, Bluetooth 5.1, NFC, USB C, sin jack, SIM única 5G (NSA y SA, Sub-6), Wi-Fi 6, Bluetooth 5.1, NFC, USB C, sin jack, SIM única 5G (NSA y SA, Sub-6), Wi-Fi 6, Bluetooth 5.1, NFC, USB C, sin jack, Dual SIM
Precio 999 euros 1.199 euros 909, 1.009 euros

Casualidad o no, también Oppo escapa ahora de sus innovadoras partes móviles, consintiendo una más que merecida resistencia a los elementos. Si nos fijamos, el Find X2 Pro cuenta con memorias mucho más generosas de partida, lo que hacen que por si solas las distancias en precio no sean tantas. El Oppo carece de carga inalámbrica, pero incluye una por cable hasta el doble de rápida y un zoom mucho más potente y entretenido.

Pantalla y cámara frontal del OnePlus 8 Pro

Si nos interesa el acercamiento de Oppo, quizás vale considerar la versión no-Pro, que reduce su memoria, pretensiones fotográficas y capacidad de inmersión en líquidos para conservar todo lo demás. Ahorrando 200 euros en el camino, claro.

Pequeños cambios, grandes diferencias

Con el 8 Pro, OnePlus realiza algunos ajustes en materia de diseño que hacen que el terminal se reconozca muy similar a la vista, pero como un smartphone completamente diferente a la hora de usarlo. Nos encontramos ahora frente a un móvil con una mayor pantalla y batería, pero que se las apaña para ser más delgado, ligero y por ende cómodo y fácil de usar.

Pantalla curva del OnePlus 8 Pro

En este sentido, se aprecia y mucho la diferencia de peso con su hermanado Find X2 Pro, en términos de usabilidad, aunque no únicamente por la densidad. El acabado mate del cristal trasero aporta un extra de agarre que facilita su uso, a pesar de las mayores dimensiones de su pantalla, que es ahora de nuevo algo más alargada.

Gran protagonista de este OnePlus 8 Pro es sin duda el panel bajo esta, que ahora combina la resolución QHD+ de la pasada generación con unos mejorados 120 Hz, un brillo más alto en exteriores, una mejor calibración... y los mismos laterales curvados hasta el exceso. Como ya mencionamos con la apuesta de Oppo, esta curva tira por tierra parte del trabajo en calidad del panel: es más espectacular para verlo, solo cuando no lo estás usando. También en su uso, lanzando una buena cantidad de toques falsos o ausentes. No es casualidad que Samsung, quien estrenara estas agresivas pantallas en 2015, no haga otra cosa que retroceder en este aspecto en sus nuevos modelos.

Diseño del OnePlus 8 Pro

Sí se agradecen los 120 Hz, que con la configuración exquisita de OnePlus arrojan una gran experiencia en términos de fluidez, que será de hasta 240 Hz de muestreo táctil y latencias mínimas, de tan solo 25 ms. En este caso, el salto desde los 90 Hz es ya menos perceptible que el que vimos el pasado año desde los 60 Hz, de la misma forma que el 8K ya se percibe a duras penas en la mayoría de escenarios, frente a la revolución del detalle vista con el 4K. En este caso será todo o nada: 60 o 120 Hz, no hay opción intermedia.

Que a partir de este OnePlus 8 Pro estos smartphones dejen de ser una mera 'gama alta técnica' para serlo como propuesta global no quita para que la marca pueda perder ni un solo milímetro de percepción ganada en el espacio de alto rendimiento. Como es de esperar, aterriza con el pack al completo: Snapdragon 865 con 5G, 8 GB de RAM LPDDR5 y rápida memoria UFS 3.0.

Parte trasera del OnePlus 8 Pro

Y es aquí donde encontramos otra de las grandes causas del aumento de precio de este terminal, al equipar el impepinable módem externo 5G que en 2020 fuerza Qualcomm, además del procesador principal. Y eso teniendo en cuenta que el OnePlus 8 Pro deja al margen el soporte a las redes 5G mmWave, más rápidas –pero todavía por desplegar en España, y tardarán más en llegar–, por lo que toca conformarse con las bandas Sub-6. Una decisión acertada, al menos por la parte que nos toca en los mercados donde dominan las frecuencias más bajas, ya que ahorrar en estas antenas mantiene al precio apartado de crecer todavía más.

Esto tira parcialmente por tierra el argumento de OnePlus para este año, que sitúa en una de las grandes ventajas de la nueva generación de conectividad todavía por implantar: que soportando el 5G hoy tenemos un smartphone capaz también dentro de 3 a 5 años, la media de durabilidad de estos dispositivos en la actualidad. Como referencia, los Galaxy S20+ y S20 Ultra de Samsung sí que cuentan con soporte a las próximas bandas.

Que el OnePlus 8 Pro cuente con una batería sustancialmente mayor son buenas noticias, sumando las demandas de una pantalla más brillante y reactiva, así como la nueva hornada de redes –también en Wi-Fi–. Si bien estas no hemos podido probarlas todavía en este terminal, durante la cerca de una semana con él, la batería ha aguantado el tipo en estas altas resoluciones y tasas de refresco. En cualquier caso, no da la sensación de tener una autonomía asombrosa o más allá de las 5 horas con estos ajustes y uso dominante en casa. He de reconocer que esperaba más.

Cargador inalámbrico, carga inalámbrica OnePlus 8 Pro

Resultará práctico, ahora sí, encontrarnos con soporte a la carga inalámbrica, que es además tan rápida como mediante cable. Desde OnePlus apuntan a una espera que da frutos tras tres años de trabajo, y que se justifica tanto por su calidad y ausencia de calentamientos. A decir verdad, calentarse se calienta pero no es nada preocupante ni molesto, a falta de esperar a verano. Pero eso sí, el cargador, que se venderá por separado por otros 69,95 euros, cuenta con un ventilador incorporado que refrigera tanto el soporte como el teléfono. Y este se oirá cuando funcione a toda potencia, si bien puede configurarse para que no sea así.

Por último en este apartado, mencionar un sonido con certificación Dolby Atmos, aunque similar en intensidad –más que decente– y rendimiento al del Find X2 Pro, sí que encontramos aquí al menos una mejor ecualización, con un audio estéreo más equilibrado, agradable y libre de estridencias. Se mejora la respuesta háptica, hasta un 11% más potente según la marca de Shenzhen, que apunta especialmente hacia el apartado de videojuegos, donde el OnePlus 8 Pro se desenvuelve una soltura al nivel de la mejor.

Al mando del software encontramos Android 10 junto a Oxygen 10.5. Siempre es agradable ver la cantidad de funciones útiles que incorpora, evitando la saturación de los menús y aportando valor al usuario. Esta vez, continuando con su filosofía cercana al Android de Google, añade soporte al sistema de almacenamiento en la nube Google One, si bien no parece que vaya a llegar por defecto con ninguna suscripción.

OnePlus 7 Pro OnePlus 7T Pro OnePlus 8 OnePlus 8 Pro
Pantalla 6,7" OLED 19,5:9, QHD+ (1440p), 90 Hz 6,7" OLED 19,5:9, QHD+ (1440p), 90 Hz 6,55" OLED 20:9, FullHD+ (1080p), 90 Hz 6,8" OLED 19,8:9, QHD+ (1440p), 120 Hz
Tamaño 76 x 163 mm 76 x 163 mm 73 x 160 mm 74 x 165 mm
Grosor 8,8 mm 8,8 mm 8,0 mm 8,5 mm
Peso 206 gramos 206 gramos 180 gramos 199 gramos
SoC Snapdragon 855, 7nm Snapdragon 855+, 7nm Snapdragon 865, 7nm Snapdragon 865, 7nm
RAM 6, 8, 12 GB LPDDR4X 8, 12 GB LPDDR4X 8, 12 GB LPDDR4X 8, 12 GB LPDDR5
Memoria 128, 256 GB UFS 3.0 256 GB UFS 3.0 128, 256 GB UFS 3.0 128, 256 GB UFS 3.0
Cámara principal 48 MP (IMX586, 1/2") f/1,7, zoom 3x 8 MP f/2,4 y angular 16 MP f/2,2 48 MP (IMX586, 1/2") f/1,6, zoom 3x 8 MP f/2,4 y angular 16 MP (IMX481, 1/3,1") f/2,2 48 MP (IMX586, 1/2") f/1,8, angular 16 MP f/2,2 y macro 2 MP 48 MP (IMX689, 1/1,4") f/1,6, zoom 3x 8 MP f/2,4, angular 48 MP (IMX586, 1/2") f/2,2 y filtro de color 5 MP
Cámara frontal 16 MP (IMX471, 1/3") f/2,0, pop-up 16 MP (IMX471, 1/3") f/2,0, pop-up 16 MP (IMX471, 1/3") f/2,0, perforada 16 MP (IMX471, 1/3") f/2,5*,perforada
Batería 4.000 mAh, carga rápida de 30W 4.085 mAh, carga rápida de 30W 4.300 mAh, carga rápida 30W 4.510 mAh, carga rápida de 30W, carga rápida inalámbrica 30W
Resist. - - - IP68
Biomet. Sensor de huella bajo pantalla, óptico Sensor de huella bajo pantalla, óptico Sensor de huella bajo pantalla, óptico Sensor de huella bajo pantalla, óptico
Conect. 4G, Wi-Fi 5, Bluetooth 5.0, NFC, USB C, sin jack, GPS, Galileo, Glonass, Beidou 4G, Wi-Fi 5, Bluetooth 5.0, NFC, USB C, sin jack, GPS, Galileo, Glonass, Beidou 5G (NSA y SA, Sub-6), Wi-Fi 6, Bluetooth 5.1, NFC, USB C, sin jack, GPS, Galileo, Glonass, Beidou 5G (NSA y SA, Sub-6), Wi-Fi 6, Bluetooth 5.1, NFC, USB C, sin jack, GPS, Galileo, Glonass, Beidou
Sistema Android 9 Pie Android 10 Android 10 Android 10
Lanzam. mayo 2019 17 octubre 2019 21 abril 2020 21 abril 2020
Precio 709, 759, 829 euros 759 euros 709, 809 euros 909, 1.009 euros

Cuatro es más que tres, supongo

Si OnePlus ha corregido dos de sus grandes carencias en cuanto a sus decisiones de diseño con la resistencia al agua y el soporte a la carga inalámbrica, ¿qué hay de la característica que mejor define a los gama alta? O lo que es lo mismo, ¿dónde queda su cámara?

Cámaras del OnePlus 8 Pro

También hay grandes novedades en un apartado que vuelve a sumar, por segundo año consecutivo, un sensor más, además de renovar por la nueva oleada de sensores en gran tamaño:

  • Cámara principal de 48 MP Sony IMX689, 1/1,4" de tamaño, apertura f/1,6, con OIS + EIS.
  • Telefoto 3x de 8 MP, apertura f/2,4, con OIS.
  • Ultra gran angular de 16 MP Sony IMX586, 1/2" de tamaño y apertura f/2,2.
  • Filtro de color, en 5 MP y apertura f/2,4.

Si bien en el telefoto con tres aumentos no encontramos ninguna novedad que nos indique que tenemos nuevas capacidades a bordo, el resto de sensores sí se merece un breve repaso. La cámara principal cuenta con un sensor en gran formato y rendimiento a baja luz, que realizará por defecto capturas de 12 MP mediante pixel binning, mientras que el súper gran angular también sube de nivel, incorporando el que hasta ahora –y también en el OnePlus 8– era el sensor principal en los terminales OnePlus.

Veamos unas cuantas muestras de lo que es capaz el OnePlus 8 Pro en fotografía.

IMG_20200411_124821-wide.jpg Ultra gran angular, auto

IMG_20200411_124826-std.jpg Cámara principal, auto

Como vemos, el rendimiento a plena luz del día es muy decente, resolviendo con soltura situaciones de gran rango dinámico.

IMG_20200407_181717-wide.jpg Ultra gran angular, auto

IMG_20200407_181724-std.jpg Cámara principal, auto

IMG_20200407_181734-3x.jpg Zoom 3x, auto

IMG_20200407_181754-10x.jpg Zoom 10x, auto

El rango focal cubierto por el nuevo dispositivo vuelve a ser amplio, y realmente no aporta cambios. No tiene mucho sentido ir más allá de este nivel de zoom en esta puesta a prueba, más allá del 3x todo el recorte es digital y la calidad cae en picado, por mucho que la marca hable de 30 aumentos. Como referencia, el Find X2 Pro –o el S20 Ultra, Huawei P30 Pro y P40 Pro...– sí cuenta con un zoom óptico más potente, 5x que da algo más de juego, aunque también cuenta con un módulo más voluminoso.

Si bien esta 'cantidad' de zoom es más que suficiente y equilibrada, sí se echa en falta una renovación en las capacidades de este, que aumenten el nivel de detalle conseguido. Y es que estos tres aumentos quedan ya muy cerca del detalle que se obtiene del sensor principal con buena iluminación, cuando ajustamos la captura a la resolución máxima de 48 MP.

IMG_20200407_205459.jpg Ultra gran angular, auto

IMG_20200407_205510.jpg Cámara principal, auto

IMG_20200407_205517.jpg Zoom 3x, auto

Según cae la luz, vemos como se le complica el asunto al gran angular y al telefoto, que sufren como hacían anteriores modelos de OnePlus. Para resaltar es el rendimiento del sensor principal OnePlus 8 Pro en el manejo de las altas luces evitando quemados, si bien en estas escenas y en auto el procesado ya queda algo más limitado en sus sombras. Escenas más agresivas, en la galería con todas las fotos a su resolución original.

IMG_20200414_043018-auto.jpg Cámara principal, auto

IMG_20200414_043031-noche.jpg Cámara principal, modo noche

También en interiores podemos sacar partido al nuevo sensor, y a su gran sensibilidad, que ahora le permite ver más allá del ojo humano. El nivel de detalle en estas situaciones más extremas es sorprendente y un buen avance para OnePlus, aunque lejos todavía del nivel de lo mejor que sabe hacer Google, Huawei o Apple. Desconcierta que utilizando el modo noche, el resultado sea peor en algunos casos.

Por su parte, el sensor de 5 MP de OnePlus es el que en apariencia parece ser el más prescindible de todos, que parece ser simplemente un sensor con un filtro para fotografía infrarroja. De hecho, tapándolo se aprecia como este sensor, el inferior, está activado únicamente en el último de todos ellos: fotocromo. No ayuda a corregir el color en el resto de modos y parece, por tanto, un sensor añadido para engordar la ficha técnica sin hacerlo tanto en precio, y que será susceptible de desaparecer en próximas versiones. Aunque sea curioso y a los más entusiastas de la fotografía móvil nos pueda llamar la atención.

IMG_20200414_112937-color.jpg Filtro de color infrarrojo, modo fotocromo

Este último filtro de color realiza capturas que no distinguen el color de la luz visible, sino el de la luz que queda en frecuencias inferiores al rojo. De esta forma, los seres vivos tienden hacia el marrón o rojizo, sean del color que sean. Los resultados son curiosos, pero nada llamado a quedarse y todavía muy lejos de la calidad del resto de sensores, especialmente con baja luz, donde veremos poco más que borrones.

Recuerda que puedes acceder a las fotografías en su resolución original haciendo clic en ellas, o ver todas y alguna más en esta galería.

En vídeo no vemos que la potencia extra desbloquee nuevos modos de grabación por simplemente fuerza bruta. 4K a 60 fotogramas por segundo y slow motion a 480 fps en 720p –o 240 fps en 1080p– siguen siendo los límites aquí. Sí se activa, no obstante el modo 'Single Frame 3-HDR', que permite grabación en vídeo HDR –si bien este modo no funciona junto a la estabilización más completa, que usa OIS y EIS–, y un tercer micrófono situado junto al flash permite realizar zoom en audio mientras grabamos, como vimos en el Galaxy Note 10+.

Trasera OnePlus 8 Pro

Conclusión

8.5
10

OnePlus afronta en 2020 un año clave en su trayectoria. Más que nunca, su teléfono para entusiastas seleccionará a los que realmente lo son con el filtro que realmente importa: su precio. El nuevo Snapdragon 865 junto al obligado 5G sube el nivel, como también lo hacen dos carencias históricas: una excelente carga inalámbrica y resistencia al agua de nivel.

Las sensaciones con este OnePlus están finalmente al nivel más alto en casi todos sus apartados. Esto incluye a su pantalla a 120 Hz, con unas transiciones tan ágiles como ningún otro, pero finalmente también su cámara. Y es que el nuevo sensor de grandes dimensiones sienta muy bien al OnePlus 8 Pro, si bien todavía hay carencias respecto a los referencias, especialmente su telefoto, en un filtro de color que realmente sirve para poco o un procesado que todavía tiene mucho recorrido en términos de detalle.

Estos 909 euros de partida suponen un escalón de nada menos que 150 euros frente al OnePlus 7T Pro. Diferencia que asciende a 200 euros frente al OnePlus 7 Pro. Al final, resultó ser que nada era gratis. La pregunta es: ¿lo vale? En varios frentes sí, aunque todavía hay margen de mejora –especialmente en el rincón de la fotografía útil– y ya pelea con los más grandes también en precio.


Pros

  • HDR10+, QHD+, 120 Hz, 1.300 nits, 4.096 niveles de brillo, precisión de color 0.4 JNCD... una sopa de siglas que garantiza, en definitiva, una mejor pantalla.

  • Potencia y sensaciones junto a un 5G que será útil cuando se despliegue. Sin novedades en software: poco, pero muy bien hilado.

  • Media carga en menos de media hora, ahora también sin cables, junto a una autonomía correcta, pero sin alardes.

  • La gran carencia de OnePlus ya no es tal con la resistencia al agua y polvo IP68.

  • Su cámara avanza en capacidades, conquistando la baja luminosidad a base de mejores sensores.

Contras

  • Insistencia en una pantalla demasiado curva con escasa precisión, táctil y de color, en sus bordes. Atractiva para quien la mira, no tanto para quien tiene que lidiar con ella y sus inconvenientes.

  • El cuarto sensor, ese 'filtro de color', no está justificado ni aprovechado.

  • El precio asciende tanto como sus aspiraciones.