baby yoda versiones star wars
– Ene 30, 2020, 10:01 (CET)

Todas las versiones de Yoda en ‘Star Wars’ hasta ser eclipsado por Baby Yoda

Baby Yoda ha conquistado a los fans de 'Star Wars', pero el personaje en el que se inspira, el maestro Jedi Yoda, ha pasado por muchas etapas y aspectos diferentes que no siempre han sido del agrado de todos.

Desde que Baby Yoda apareció en nuestras vidas de la mano de The Mandalorian, Internet no ha vuelto a ser el mismo. La saga de George Lucas no es la más acertada a la hora de introducir nuevos personajes alienígenas —recordemos el éxito de Jar Jar Binks en las precuelas—, pero con el pequeño bebé verde ha dado en el clavo. Baby Yoda es el niño bonito de la red, la figura que ha ocupado todos los memes y las grandes conversaciones sobre Star Wars en los últimos meses.

Hasta ahora, solo teníamos una referencia sobre la raza del maestro Jedi, y era el propio Yoda, por lo que es lógico que, al presentarnos al chiquitín de 50 años, salieran a la luz las más tiernas emociones. No obstante, hemos conocido otras ocho versiones de Yoda, ya que su representación desde Star Wars: El imperio contraataca ha cambiado mucho en cuarenta años. Cada vez queda menos para que España pueda disfrutar de The Mandalorian en Disney+ de forma legal. Mientras esperamos, repasemos las versiones de Yoda que han intentado conquistar el corazón de sus fans.

Episodios V y VI (1980 y 1983)

Yoda sufrió varios cambios importantes antes de llegar a la pantalla grande en 1980. En los primeros bocetos, Lucas lo concebía como un ser alto y estilizado. Llegó incluso a plantearse utilizar a un mono entrenado para que diera vida al personaje, pero, por suerte, el resto del equipo le quitó la idea de la cabeza.

Finalmente, Yoda terminó por convertirse en una criatura verde de apenas 60 centímetros de alto y rasgos que recuerdan a enanos y elfos de la fantasía épica. El equipo de Stuart Freeborn construyó la marioneta final y el mítico Frank Oz (Cristal Oscuro) le dio voz y movilidad. Oz ha sido la persona tras el muñeco en todas las apariciones del personaje, excepto en la serie de animación The Clone Wars y en Forces of Destiny.

Episodio I: La amenaza fantasma (1999)

La amenaza fantasma marca el inicio de las precuelas de Star Wars, que dio la oportunidad a los seguidores de la saga de George Lucas de reencontrarse con algunos de sus personajes más queridos. En el caso de Yoda, los fans se reencontraron dos veces. La producción de la película quiso actualizar la marioneta del maestro Jedi con un animatronic creado por Nick Dudman.

El resultado era tan distinto del personaje que todos conocían que no convenció a los espectadores. Por ello, la versión Blu-Ray editó todas sus escenas sustituyendo al nuevo Yoda por uno más parecido al original recreado por CGI.

Uno de los titiriteros de la trilogía original, Nick Maley, habló de los cambios en una conferencia de 2018: “Lo construyeron con un material diferente y más pesado. Además, como era transperente en lugar de opcao, la luz no le daba de la misma manera, así que el color era diferente (...) Se equivocaron al intentar actualizar a Yoda”.

Episodios II y III (2002 y 2005)

Para el resto de las precuelas, Lucasfilms apostó por el CGI a la hora de representar a Yoda, en parte por la presión del director de animación Rob Coleman, y en parte por necesidades de guion. En estas dos entregas, Yoda es mucho más joven que en la saga original y tiene un buen número de escenas de acción, casi imposibles de rodar con una marioneta, como el duelo contra el conde Dooku.

Aún así, intentaron alejarse lo menos posible del Yoda original, por lo que tomaron como referente varias escenas de El imperio contraataca y replicaron la movilidad de la marioneta para adaptarla a la nueva tecnología. El propio Frank Oz defendió la versión CGI de su personaje: “es justo lo que Lucas debería haber hecho” desde el principio en la nueva trilogía.

Star Wars: The Clone Wars (2003-2005)

En los tres años que separan Star Wars: El ataque de los clones y Star Wars: La venganza de los Sith, tienen lugar las guerras clon, un importante conflicto que ha sido el objetivo de la animación en dos ocasiones. La primera de ellas, fue la serie que se emitió entre 2003 y 2005 y, más tarde, con una nueva visión que abarcó seis temporadas desde 2008 hasta 2014.

Ambas series tratan el mismo conflicto galáctico, pero lo hacen con dos estilos de animación diferente. Mientras que la primera opta por la animación 2D tradicional, creada por Genndy Tartakovsky (El laboratorio de Dexter, Samurai Jack), la segunda fue animada por ordenador. Por lo tanto, hay dos versiones diferentes de Yoda. El 21 de febrero de este año llegará a Disney+ la séptima y última temporada que cerrará The Clone Wars y, con ella, la última aparición de un Yoda al que le pone voz Tom Kane.

Star Wars Rebels (2014-2018)

Ambientada varios años antes de Star Wars: Una nueva esperanza, Star Wars Rebels se adentra en el corazón de la Resistencia. A través de personajes conocidos en la trilogía original o en The Clone Wars, crea una historia de animación CGI que expande el universo de George Lucas y ha sido generalmente aclamada por la crítica.

Frank Oz volvió a Lucasfilms en 2015 para poner su voz al maestro Yoda, pero esta vez el aspecto del Jedi verde es bastante distinto a como estamos acostumbrados. No solo se lo ve más envejecido que en The Clone Wars —una decisión lógica—, sino que tiene una figura mucho más estilizada y parece incluso más alto de lo que debería. Por suerte, no tiene un papel principal en la serie.

Star Wars: Forces of Destiny (2017-2018)

Una nueva versión de Yoda aparece en esta serie de cortos ambientados en el universo de Star Wars, de nuevo con la voz de Tom Kane. Se trata de una serie de animación en 2D que nos muestra a un maestro Jedi caricaturizado y de trazo simple que fácilmente podría competir con Baby Yoda en adorabilidad. Al abarcar diferentes eras de la saga, aparecen personajes tan dispares en el tiempo como Rose Tico, Ashoka Tano o Jyn Erso.

Episodio VIII: Los últimos Jedi (2017)

Rian Johnson, como fan de la saga original, decidió retomar al personaje con un cuidado digno de la trilogía de George Lucas. “No es solo una marioneta, es una réplica exacta de la de El imperio contraataca. Encontraron el molde original”, comentó en una entrevista tras el estreno de Los últimos Jedi, “encontraron a la mujer que originalmente pintó los ojos de Yoda. Y entonces Frank Oz vino y trabajó con ellos durante algunas semanas hasta que la marioneta estuvo bien. Hizo muchas pruebas y ajustes con los creadores de la marioneta”.

The Mandalorian: Baby Yoda (2019)

The Mandalorian nos presentó al entrañable Baby Yoda el pasado mes de noviembre. Al contrario que sus compañeros de artículo, el pequeño no es una versión del maestro Jedi en su infancia. En realidad, se lo conoce oficialmente como “The Child” y Taika Waititi ha desvelado que tiene un nombre, aunque a sus seguidores en las redes les costará desapegarse del apodo con el que ellos mismos le han bautizado.

The Mandalorian retoma el espíritu de El imperio contraataca al construir una marioneta de avanzada tecnología que recoge el estilo tradicional de la saga original, pero permite al personaje gozar de una tremenda expresividad. Esto es así gracias al trabajo de dos técnicos que controlan por separado sus expresiones faciales y sus ojos.

Young Yoda

Esta no es oficial, pero entre los fanarts que imaginaban cómo sería un Yoda con piel humana y otras locas ideas, nació en 2018 el conocido como Young Yoda, el joven Yoda. Es creación del artista conceptual Marco Teixeira, que imaginó a un Yoda casi adolescente, de pelo largo y figura alta y estilizada.

Basándose en este diseño, el artista 3D Gabriel Belluco diseñó un Yoda joven, también más alto que el original, pero esta vez calvo y con unas facciones que nos recuerdan mucho más al Yoda de El imperio contraataca.