– Ene 19, 2020, 17:28 (CET)

DC reordena su caos en el cine con un multiverso, pero: ¿qué pasa con Superman?

Ahora mismo todo es posible y está conectado en el DCEU gracias al Arrowverso. El final del crossover de las series de The CW ha servido para poner algo de orden en el complicado entramado de películas de DC. Sin embargo, nada se sabe a ciencia cierta sobre el superhéroe más clásico de todos los tiempos.

En pleno apogeo del cine de superhéroes, con todas las cintas protagonizadas por personajes de cómics asegurándose cifras valiosas en taquilla, no hay noticias del que fijó el germen de todos ellos. DC y Warner siguen sin atisbar ni de lejos una próxima adaptación de Superman a la pantalla grande, ya sea con Henry Cavill o con otro actor.

Un punto muerto heredado del rompecabezas que ha significado su Universo Extendido en el cine (DCEU), y que ha acabado con El hombre de acero en una especie de callejón sin salida donde parece que el estudio prefiere mantenerlo como un jarrón chino sin apenas tocarlo no vaya a ser que se vaya a romper del todo.

Sin embargo, esta semana DC ha revelado para sorpresas de muchos un nuevo status quo en su adaptaciones a la pantalla grande y pequeña. Un borrón y cuenta nueva que puede hacer que la figura de Superman se explore sin necesidad de paracaídas, e incluso de, si es posible, seguir manteniendo a Cavill en el papel a la vez que se abre la manija a nuevos proyectos. Hablemos pues, del futuro de Superman.

El DCEU y el Superman de Cavill han muerto. O quizá no

Tras su intento fallido por comenzar a trazar una serie de películas conectadas como había empezado a hacer Marvel con Green Lantern (2011), DC y Warner se propusieron lanzar ahora sí el denominado Universo Extendido de DC empezando por su héroe más icónico -con permiso de Batman-.

La herencia del Batman de Nolan, marcada por su tono oscuro pero sobre todo rematadamente personal, hizo que cualquier nuevo acercamiento a los cómics de DC fuera juzgado desde una perspectiva incómoda. Zack Snyder fue el elegido para llevar a cabo la tarea de construir el esquema visual de este universo, tomando para los bueno y para lo malo lo visto en 300 o Watchmen. El problema, es que Warner quiso forzar la máquina demasiado rápido con el objetivo de alcanzar a Marvel, que para cuando DC estrenaba su nuevo Superman con Henry Cavill -en 2013 con Man of Stell-, Los Vengadores ya habían tenido su primer gran encuentro en los cines un año antes.

batman v superman
Warner Bros.

El DCEU se convirtió pronto en una especie de cosa que poca gente entendía. “Hubo precipitación y seguramente faltó la figura de un Kevin Feige que aportara una visión de conjunto”, contaba a Hipertextual el experto en Superman Javier Olivares.

Aunque el Superman de Cavill funcionó en taquilla y en gran medida también en crítica -el actual actor de The Witcher aportaba una contundencia física al personaje que le daba mayor modernidad- las cosas se empezaron a torcer con Batman v Superman: Dawn of justice (2016), con un montaje alterado que comenzó a tensar la cuerda entre Snyder y Warner y que jugaba con algunos matices muy distanciados del Superman del cómic -por no hablar de su final-.

El Universo de DC en el cine, en definitiva, arrancaba ya huérfano de su mayor líder en su camino hacia formar la Liga de la Justicia (2017), que acabó de formar el caos con la salida de Snyder por la trágica muerte de su hija y los reshots a cargo de Joss Whedon que afectaron especialmente al hijo de Kryton con aquel CGI ya famoso y convertido en meme a causa del bigote que el actor lucía por contrato para rodar la última película de Misión Imposible.

Sin embargo, tras el fracaso en taquilla de la JLA (980 millones pero que partían de unas expectativas mucho mayores) y en crítica de Suicide Squad, es curioso ver cómo DC/Warner se ha recuperado a partir de pelícuas que podemos definiar como 'raras avis'. Aquaman o Shazam! retomaron el éxito de Wonder Woman y el Joker de Joaquín Phoenix acabó de saltar lo establecido por los aires. No funcionó su búsqueda de un universo compartido, sino justo cuando apostaron por romperlo.

Es curioso que en Marvel, aunque a menor escala, también hayan triunfado personajes no tan valiosos o conocidos de inicio. El caso de Black Panther tiene mucho de Aquaman, y viceversa.

Por eso, con el DCEU ya muerto, DC ha lanzado ya su próxima hoja de ruta continuando los productos que le han funcionado -Wonder Woman 1984- y saltándose sin ningún pudor lo supuestamente construido hasta ahora con el Batman de Robert Pattinson el reboot del Escuadrón Suicida dirigido por James Gunn. Ya no hay prisa, en definitiva, por construir su universo, ¿pero dónde queda aquí Superman?

Superman en el cine: la sombra de Reeves es alargada

Por el momento no hay se mire por donde se mire planes concretos para que el Hombre de Acero tenga una nueva película. En un comienzo, se asumió que la participación de Henry Cavill se iría hasta una trilogía, pero sin el Batman de Affleck y sin DC dando muestras de querer recuperar a su héroe más clásico en el cine, cuesta verlo.

superman gopro

Nadie, en definitiva, ha conseguido hasta ahora volar más alto que las cuatro películas de Christopher Reeves, y ya en 2006, Superman Returns de Brian Singer nos dejó claro que, pese a hacer una buena película, es complicado saltar esa barrera que hace que parte del público vea a Superman como un icono de otra era. Demasiado bueno, demasiado benevolente, demasiado icono, en definitiva. Algo que ha hecho que hoy por hoy DC mire con vértigo a su personaje, teniendo solo planeado para estreno la versión en animación de Superman: hijo rojo.

Su papel como Geralt de Rivia también hizo pensar que se descartaba por completo su vuelta al rol de superhéroes, algo que el actor no obstante ha descartado, afirmando que la serie no anula su vinculación con DC.

Sin embargo, los rumores -porque no hay nada más que eso- hablan más bien de que DC podría estar buscando cómo dar la vuelta al héroe de metrópilis alejándolo de Cavill, para así, de alguna forma, poder formar una dupla que encaje con el Batman de Pattinson.

En concreto, hasta ahora se ha hablado de que James Gunn rechazó una oferta para hacer su película de Superman, y que JJ Abrams también ha estado en conversaciones para crear su propia película con el que sería el primer Superman negro del cine: Michael B. Jordan, algo que no obstante sigue completamente en el aire.

Ahora mismo todo es posible y está conectado en el DCEU gracias al Arrowverso

¿Pero sería posible rieniciar por completo a Superman y Batman y manener a la vez a Wonder Woman o Aquaman con voluntad de volverlos a unir sin que sea aún más caótico de lo que parece. Lo cierto es que DC ha encontrado la forma de hacerlo.

Aviso: en las siguientes líneas se realizan spoilers sobre el final del crossover Crisis en Tierras Infinitas, de las series de DC del canal CW conocido como El Arrowverso.

Porque el llamado Arrowverso -las series basadas en personajes de DC que emite el canal The CW- ha cerrado su último crossover, Crisis en tierras infinitas. En él además de enseñarnos tres Supermanes a la vez, dando pie a la nostalgia al recuperar tanto a Tom Welling de su papel de Smalville junto con Tyler Hoechlin y Brandon Routh (Superman Returns), se ha abierto de par en par las puertas al multiverso.

Ese concepto, más propio si cabe de los cómis de DC que de Marvel, ha aparecido por primera vez en las series gracias a un pequeño cameo. El Flash de Ezra Miller dándose la mano tras un salto entre dimensiones con el Flash de la televisión, Grant Gustin. O lo que es lo mismo, el DCEU de la tele y el Arrowverso se están tocando y comparten un multiverso.

El crossover además ha cerrado enseñando distintas versiones de la Tierra, cada una con una numeración -lo puedes ver en el vídeo de arriba- en la que se nos explica que una es la del Arrowverso, otra la del cine, otra la de Doom Patrol o Titans, e incluso hay una para el Green Lantern perdido de Ryan Reynolds. Y quién sabe si también habrá uno de Joker de Phoenix.

En definitiva, que ahora mismo pueden convivir el Superman de Smalville, el de Henry Cavill, el de Michael B. Jordan si llegara o cualquier otro más sin problema alguno. Ergo, DC acaba de abrir las puertas de par en par para experimentar con El Hombre de Acero. Una baza que Jim Lee, actual responsable de DC Entertaiment, puede ahora mover como quiera.