Sonos lleva un tiempo potenciando los asistentes de voz en sus altavoces, de hecho, la alianza con Alexa (y Google) en sus dispositivos más recientes ha sido una de las apuestas más interesantes de los últimos años, junto con el avance de Sonos hacia los altavoces inalámbricos cuyo máximo exponente es el Move.

No obstante, parece que la compañía no quiere depender al 100% de un asistente de voz externo, y aunque Alexa es casi un estándar dentro de la industria, parece que el futuro de Sonos pasa por integrar su propio asistente de voz. En este sentido, la compañía se ha hecho con otra empresa de asistente de voz llamada Snips, que desarrolla una tecnología similar a Alexa o a Siri pero centrada en la privacidad del usuario.

Snips tiene una tecnología propietaria de asistencia de voz basada en inteligencia artificial cuyo máximo exponente es la de centrarse en la privacidad del usuario. Según Sonos, esta adquisición llega con la intención de que "la experiencia de voz en Sonos aún mejor", según un comunicado de prensa que anuncia la adquisición:

El acuerdo, se habría cerrado por unos 37,5 millones de dólares y aporta a 50 empleados de Snips y toda su propiedad intelectual.

👇 Más en Hipertextual