Con Star Wars: El ascenso de Skywalker se dará fin a la historia que comenzó a contar George Lucas en 1979. Los planes para Leia Organa tuvieron que alterarse luego de la muerte de Carrie Fisher, y hoy se ha revelado que la hermana de Luke era la elegida para ser la última Jedi de la saga Skywalker.

La información viene directamente de Todd Fisher, hermano de la actriz, quien reveló en una entrevista con Yahoo Movies que Leia Organa iba a ser "la gran recompensa en la película final. Ella iba a ser la última Jedi, por así decirlo", comentó.

El hermano de la actriz también comentó que J.J. Abrams tomó parte del material inédito de Carrie Fisher que grabó para El Despertar de la Fuerza y lo utilizó para El ascenso de Skywalker. Abrams analizó cada fotograma, lo modificó y lo introdujo en la historia aplicando ingeniería inversa.

Esta no es la primera vez que Todd Fisher habla del papel de su hermana en Episodio IX. A finales de 2018 confirmó que Abrams tenía intenciones de incorporar a El ascenso de Skywalker el material de Leia Organa que no fue utilizado en las dos películas anteriores

Carrie Fisher estaba destinada a ser la protagonista principal en la próxima cinta. Su repentina muerte obligó a Lucasfilm a replantear desde cero la trama. La producción descartó el utilizar un modelo generado por computadora, como ocurrió en Rogue One, y optó por aprovechar los minutos de video.

Lo hermoso del concepto de la Fuerza es que no existe una muerte real; simplemente existes en otra dimensión.


Star Wars: El ascenso de Skywalker se estrenará el 19 de diciembre en todo el mundo. En el reparto encontramos a Daisy Ridley, Adam Driver, John Boyega, Oscar Isaac, Lupita Nyong'o, Domhnall Gleeson, Kelly Marie Tran, Joonas Suotamo, Billie Lourd, Naomi Ackie, Richard E. Grant, Keri Russell, Mark Hamill, Anthony Daniels, Billy Dee Williams, y Carrie Fisher.