Presentados durante el MWC a finales del pasado febrero, los móviles plegables de Samsung y Huawei llegaban a las vitrinas en una carrera por ser los primeros en la supuesta próxima y gran tendencia móvil. Tras el fiasco inicial del Galaxy Fold, Huawei reducía sus prisas y retrasaba en varias ocasiones su gran plegable. Seis meses después, estos terminales ya no están tan al día en sus características y Huawei ha tomado cartas en el asunto con el Mate X.

Así aparecen por lo menos en TENAA, la agencia certificadora para el mercado chino, que revela grandes cambios en el móvil plegable de Huawei. En la nueva certificación, las nuevas referencias dejan entrever un terminal más pesado. Ahora con 300 gramos, en lugar de los 287 del pasado registro, mantiene no obstante sus dimensiones externas.

Esto se debe probablemente a las mejoras en el mecanismo de la bisagra, que ya habían sido supuestamente rediseñadas para reducir el riesgo a problemas del estilo de los sufridos por Samsung con su Galaxy Fold. Huawei intentó realizar algunos cambios en los materiales de la parte trasera, pero volvió al diseño original por cuestiones de resistencia.

Según las últimas informaciones, aparecerá ahora con el próximo procesador del fabricante, el Kirin 990, en lugar del Kirin 980 presentado el pasado agosto. O lo que es lo mismo, el procesador de los todavía por llegar Mate 30.

Lanzamiento re-retrasado

Inicialmente se esperaba que el Mate X llegara en torno al mes de mayo tras el lanzamiento del Galxy Fold en abril, para posteriormente ser retrasado a junio e, inmersa en la guerra comercial entre Estados Unidos y China –que parece que retrasa de nuevo sus efectos–, volver a ver esta fecha desplazada hacia el último trimestre de 2019.

Desde TechRadar afirmaban hace unos días que, en una información desvelada por Huawei en China, la fecha de lanzamiento de este dispositivo se habría desplazado hacia el mes de noviembre. La propia Huawei afirma ahora a este medio que su lanzamiento se mantiene programado entre el mes de septiembre y noviembre.

En cuanto al resto de características, permanecerían intactas. Entre ellas se encuentran unas memorias de base de 8 GB de RAM y 512 GB de memoria interna, con la configuración de cámaras del P30 Pro, y no las más avanzadas y con mayores sensores a bordo de los Huawei Mate 30 que, contrario a la tendencia de este plegable, se adelantaría al próximo mes de septiembre.

Se le sumarían una batería de 4.500 mAh y la carga más rápida a nivel comercial hasta la fecha, de nada menos que 55 W. Se mantendría además el chip Balong 5000, propio de Huawei, que proporciona conectividad 5G al dispositivo y a priori también un precio de 2.299 euros.