Black Shark, el fabricante de smartphones gaming parcialmente controlado por Xiaomi, ha presentado oficialmente el Black Shark 2 Pro, una versión refinada y algo más poderosa del Black Shark 2 que ya presentaron durante el mes de marzo.

En el interior de este nuevo producto se encuentra el recién presentado Snapdragon 855+ de Qualcomm, que ofrece un poco más de potencia que la versión estándar –presente en teléfonos como el OnePlus 7 Pro–. También se incluye un nuevo sistema de refrigeración líquida que promete mejorar la entrega de potencia durante periodos prolongados de tiempo.

Black Shark 2 Pro
Pantalla 6,39 pulgadas, Full HD+, 240 Hz y tecnología AMOLED
Procesador Snapdragon 855+
Memoria RAM 12 GB
Almacenamiento UFS 3.0 – 128 / 256 GB
Cámara principal 48 megapixeles y f/1,75
Cámara secundaria 13 megapixeles, objetivo de tipo zoom 2x y apertura f/2,2
Cámara delantera 20 megapixeles y f/2,0
Batería 4.000 mAh y 27 W
Otros USB de tipo C y lector de huellas bajo la pantalla

Junto a estos dos elementos habita una memoria RAM de 12 GB de capacidad, aunque lo más llamativo, en realidad, es el almacenamiento de tipo UFS 3.0. Este tipo de memoria promete unas velocidades de lectura y escritura muy superiores a las ofrecidas por tecnologías anteriores, por lo que la carga de cualquier aplicación o proceso se produce con una mayor velocidad.

En la región frontal se sitúa una pantalla de 6,39 pulgadas con tecnología AMOLED y resolución Full HD+. No obstante, lo más interesante de este componente es su tasa de refresco, que alcanza los 240 Hz. La mayoría de teléfonos de alta gama –P30 Pro, iPhone XS, etc.– no superan los 60 Hz.

Estéticamente, el Black Shark 2 Pro es bastante continuísta respecto al modelo estándar. Como suele ser habitual en la industria del gaming, cuenta con múltiples iluminaciones LED, lineas agresivas y marcadas, etc.

En lo que a fotografía se refiere, el Black Shark 2 Pro incorpora dos sensores diferentes: uno principal de 48 megapixeles y uno secundario con objetivo de tipo zoom y una resolución de 13 megapixeles. También cuenta con una cámara frontal de 20 megapixeles de resolución.

Para nutrir todos estos elementos, Black Shark ha integrado una batería de 4.000 mAh de capacidad, la cual puede recargarse de forma alámbrica a una potencia máxima de 27 vatios.

El Black Shark 2 Pro se podrá adquirir en cinco colores y dos versiones de almacenamiento diferentes: 128 y 256 GB. Los precios para el mercado chino son de 2.999 yuanes (unos 400 euros al cambio) y 3.499 yuanes (unos 450 euros al cambio), respectivamente. Por el momento, se desconoce si el fabricante comercializará este modelo fuera de su país natal (China).