El veto impuesto a Huawei por el gobierno de Estados Unidos no estaría siendo seguido al pie de la letra por algunas empresas estadounidenses, quienes han aprovechado huecos legales para poder seguir vendiendo piezas al fabricante chino.

Lo anterior ha sido reportado por The New York Times quien cita a compañías como Intel y Micron como algunas de las que han reanudado la venta de componentes a Huawei. De acuerdo con fuentes cercanas a estas empresas, la distribución hacia China fue reanudada hace tres semanas.

Si bien el gobierno de Donald Trump levantó el veto temporalmente para que las empresas pudieran surtir a Huawei, se desconoce si las empresas estadounidenses han mantenido la venta de componentes para futuros dispositivos fabricados por la tecnológica china.

De acuerdo con Kevin Wolf, ex funcionario del Departamento de Comercio, el veto no impide vender productos que hayan sido fabricados fuera de Estados Unidos, siempre y cuando no contengan tecnología que pueda representar riesgos para la seguridad nacional. Sumado a eso, otra limitante sería que el soporte del producto se hiciera desde territorio estadounidense.

En el caso de Micron, la distribución hacia China fue reanudada hace dos semanas. Su presidente, Sanjay Mehrotra, declaró hace unos días que esto se hizo luego de que determinaran que legalmente era posible. Al igual que el fabricante de chips, otras empresas han seguido el mismo camino luego de frenar abruptamente la distribución a causa del veto.

Algunas compañías estadounidenses han presionado a la administración de Trump para levantar el veto. Tal es el caso de Qualcomm e Intel, quienes recientemente se sumaron a Google para manifestar al Departamento de Comercio que el bloqueo a Huawei los afectaría severamente.

Otras, como Dell, Apple o Microsoft, fueron advertidas por el gobierno de Xi Jinping que de dejar de vender sus productos a empresas chinas, serían severamente castigadas. El veto representa una oportunidad para competidores como Samsung, quienes estarían listos para suplir los componentes a Huawei y otros fabricantes chinos.

Mientras la guerra comercial entre Estados Unidos y China sigue su curso, las empresas ya están buscando alternativas para mover la producción fuera del gigante asiático. Apple tiene la mirada puesta en India y otros países para producir los próximos iPhone y otros dispositivos, aunque esto es algo que no se verá reflejado en el corto plazo.

Se espera que Donald Trump y Xi Jinpig se reúnan esta semana en Japón para continuar con las negociaciones luego de que fueran interrumpidas el mes pasado.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.