Japón asignó de manera oficial el espectro de 5G a cuatro operadoras japonesas, con lo que se abre la puerta al futuro desplliegue de esta tecnología en la nación oriental. Tal como se había especulado desde el año pasado, las autoridades prohibieron el uso de equipo de Huawei y ZTE.

Los cuatro operadores, NTT Docomo, KDDI, SoftBank Corp y Rakuten Inc, recibieron el espectro por parte del Ministerio de Telecomunicaciones. De acuerdo con Reuters, la condición para operarlo es no utilizar equipo de telecomunicaciones de Huawei y ZTE por cuestiones de seguridad.

Las operadoras invertirán, en conjunto, 15.290 millones de dólares para la construcción de redes 5G durante los próximos cinco años. El organismo de telecomunicaciones urgió a las empresas japonesas a «tomar suficientes medidas de seguridad, incluyendo la respuesta al riesgo de la cadena de suministro».

El Gobierno de Japón ya había dejado ver sus intenciones desde agosto del año pasado, cuando se apuntaba como el segundo país en vetar a las empresas chinas del desarrollo de redes 5G. Luego, a finales de 2018, el país oriental bloqueó la compra de hardware proveniente de las dos compañías chinas.

Una decisión anunciada

Japón se ha sumado a otros países como Australia, Nueva Zelanda y Estados Unidos en su misión por dejar fuera a Huawei del despliegue de redes 5G. Luego de la demanda que interpuso el Gobierno de EE.UU. contra el fabricante chino por robo de secretos comerciales, la administración de Donald Trump ha intensificado su campaña por bloquear a Huawei en países europeos.

La Unión Europea no ha cedido a las presiones estadounidenses y hace unas semanas anunció una estrategia para cerciorarse de que las redes 5G sean seguras ante un ciberataque. Son los países del bloque quienes tendrán que evaluar los riesgos de seguridad, posteriormente la UE acordará medidas para mitigar riesgos.

Huawei puede respirar tranquilamente en Europa, al menos por unos meses, ya que serán los países quienes tendrán la última palabra para bloquear el uso de equipos provenientes de China, si es que el proveedor es identificado como «no seguro».

Ante el inminente bloqueo y la campaña iniciada contra Huawei, Houlin Zhao, secretario general de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) de la ONU, se refirió a las acusaciones hechas al fabricante chino. Zhao dijo que no ha visto evidencia que sustente esas acusaciones, por lo que tienen más carácter político que otra cosa.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.