Fox

Si ya habíamos tenido la oportunidad de ver el primer tráiler de **la película X-Men: Dark Phoenix** y nos habíamos enterado de que, poco después de su lanzamiento, 20th Century Fox había decidido retrasar el día en que van a estrenarla en todo el mundo, ahora es **el director Simon Kinberg** el encargado de alimentar las noticias sobre el filme, décimo segundo de la saga comenzada con *X-Men* (Bryan Singer, 2000). Este cineasta londinense tiene en su haber los guiones de *X-Men: The Last Stand* (Brett Ratner, 2006), *X-Men: Días del futuro pasado* y *X-Men: Apocalipsis* (Singer, 2014, 2016), *Dark Phoenix* supone **su debut como realizador de largometrajes** y, claro, también ha escrito el libreto según la historia de los cómics de Stan Lee y Jack Kirby y de Chris Claremont, John Byrne y Dave Cockrum para la serie ilustrada *The Dark Phoenix* de 1980.

Pero Kinberg le ha explicado a *Empire* que **su película también está inspirada en Logan**, el buen cierre de la trilogía de Gavin Hood (*Eye in the Sky*) y James Mangold (*Identidad*) sobre el Wolverine de Hugh Jackman (2009-2017), **y** la original de **Star Wars**, obra de George Lucas, Irvin Kershner y Richard Marquand (1977-1983). No en vano, él fue uno de los creadores de la serie animada *Star Wars Rebels* (2014-2018) junto con Carrie Beck (*LEGO Star Wars: Las aventuras de los Freemaker*) y Dave Filoni (*Star Wars: The Clone Wars*). “La forma en que quería hacer la película era muy diferente a la estética de las anteriores de *X-Men*, en las que he estado muy involucrado y orgulloso”, ha dicho. “Pero **quería que se sintiera más naturalista, quería que se sintiera más anticuada, más hecha a mano, más real**”.

Simon Kinberg y Michael Fassbender – Fox

Y ha continuado con las siguientes palabras: “Me inspiró mucho lo que James Mangold hizo con *Logan*, y sentí que, si pudiera aportar en alguna medida esa estética a la película, todas las cosas intergalácticas y de mayor escala que ocurren en ella se sentirían más impactantes, más realistas, más emocionales. Estarían arraigadas en alguna realidad”. Y no sólo eso: “Así, **toda la película, desde el vestuario, la tarjeta de presentación, el diseño del decorado o la apariencia del X-Jet, todo eso es más analógico en cierto modo. Más como, digamos, las películas originales de Star Wars**. No son las análogas, pero las películas que crecí amando tenían este sentimiento tan fuerte, retro, atrevido y humano por ellas”. Que el mundo cósmico salido de la imaginación de Lucas inspire a los cineastas tampoco parece algo demasiado novedoso, pero lo de *Logan* es distinto.

**La ausencia de Wolverine**, que no conocía aún a los X-Men, **le ha proporcionado mayor protagonismo e importancia dramática o decisiva al personaje de Cíclope** (Tye Sheridan), que no había salido muy bien parado en la trilogía original, cuando le interpretaba James Marsden (*Westworld*); y Kinberg no lo olvida: “Obviamente, no tenemos a Wolverine, así que esa es una parte menos de esa historia de amor. Es muy central [para la película], y son una pareja. A medida que Jean [Gray (Sophie Turner)] comienza a volverse más inestable, hay miembros de los X-Men que no creen que pueda ser ayudada y salvada, muchos de los cuales piensan que el mundo y otros necesitan ayuda y salvación de ella. Y entonces Scott es probablemente la persona más prominente que se aferra a la esperanza de que Jean pueda salvarse”. El caso es que **no hay más remedio que esperar a que *Dark Phoenix* llegue a los cines en junio de 2019 para saber** si ascender a Cíclope ha sido positivo y **si Simon Kinberg ha acertado en sus inspiraciones**, pero de momento podemos asumir que estas son de lo más respetables.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.