Apenas dos días después de que fuera presentado el primer tráiler de X-Men: Dark Phoenix, protagonizado por Sophie Turner como Jean Grey, 20th Century Fox ha anunciado el retraso de su fecha de estreno del 14 de febrero hasta el 7 de junio del 2019, siendo el segundo gran retraso de la secuela de X-Men: Apocalypse.

También han decidido retrasar el lanzamiento del spin-off de Gambit, personaje que será interpretado por Channing Tatum, del 7 de junio del próximo año hasta el 13 de marzo del 2020. Otra película retrasada, también por segunda vez, ha sido la esperada adaptación de James Cameron de Alita: Battle Angel del 21 de diciembre al 14 de febrero del 2019. Las fechas han sido confirmadas por el medio especializado Deadline este viernes.

¿Será culpa de Deadpool?

Por otro lado, Fox lanzará una versión PG-13 de Deadpool 2 el próximo 21 de diciembre, la cual han catalogado como una película de Deadpool sin título, según el mismo medio. Recordemos que el segundo filme del irreverente Wade Wilson (Ryan Reynolds) es originalmente clasificación R, por lo que esta versión podría estar pensada para los adolescente que estarán de vacaciones por las fiestas navideñas.

De hecho, Reynolds ha alimentado las especulaciones con una peculiar fotografía en su Twitter e Instagram. En la imagen, Deadpool tiene puesto un gorro de Santa Claus, mientras le lee un cuento, en el que se alcanza a ver a Juggernaut, al actor Fred Savage, en referencia a su papel como el nieto en la película La princesa prometida (1987).

Aunque no está claro el motivo de los cambios, pudiera tener algo que ver con la fusión entre 20th Century Fox y Disney. El estudio también tiene planeado el spin-off de X-Men: The New Mutants para el 2 de agosto del 2019, que en un principio estrenaría el 13 de abril de este año. Así que no está por demás pensar que Marvel haya metido su cucharada en este asunto.