Aunque el debate en torno a las criptomonedas se ha enfriado de un tiempo a esta parte, al menos en el grueso de la opinión pública, todavía sigue siendo un valor al alza en la red. De hecho, Telegram que está ansiosa de fondos y liquidez que permitan a la compañía maximizar aún más su crecimiento, quiere recaudar cerca de 2500 millones de dólares a través de una oferta inicial de moneda, una ICO.

La idea de Telegram no es solo grande por el número, también por el volumen, puesto que según fuentes de Bloomberg la compañía quiere recaudar, a través de su ICO, más de la mitad de todo lo que se recaudó durante todo 2017 a través de este sistema de emisión, cifrado en torno a los 4000 millones. Eso supone que, de cumplir sus expectativas, Telegram se haría con cerca de 2550 millones de dólares a través de las tres rondas de emisión que tendría previstas.

Y las cosas no van mal para la compañía. De momento, según recoge Bloomberg, el fundador de Telegram ya registró la ICO a través de la SEC con la intención de dotar de transparencia y seguridad jurídica su movimiento, lo que le ha servido para recaudar cerca de 850 millones de capital riesgo en la primera ronda de emisión, queriendo alcanzar también esa cifra en las dos rondas restantes de emisión de tokens, que se espera que se realicen este mismo mes de marzo y otra vez en junio.

De momento, la emisión de Tokens de Telegram se está realizando de forma privada y solo en los Estados Unidos, algo que está permitiendo a la compañía controlar las emisiones de deuda a través de este sistema y, sobre todo, mantener a raya la volatilidad del valor, dado que como apunta la SEC, suele dispararse el precio cuando se comercializan los tokens en el mercado secundario.

Ahora está por ver si Durov alcanza las cifras esperadas en la dos emisiones restantes. De hacerlo, será la ICO más grande de la historia, 2550 millones de dólares recaudados en tres emisiones distintas que suponen, por sí solas, la mitad de todo lo emitido en criptomonedas a través de ICOs durante todo 2017.