Tras entregarle el pedido en la puerta de su apartamento, un repartidor de UberEats asestó varios disparos a su cliente, que falleció poco después en el hospital.

El incidente tuvo lugar en Atlanta alrededor de las 23:00 del pasado sábado. Desde entonces, la policía local busca de forma activa al asesino, que utilizaba un vehículo Volskwagen blanco para realizar sus entregas a domicilio.

El fallecido, según publica NBC, se graduó en Ciencias Políticas por la Universidad de Morehouse, y recientemente obtuvo un nuevo trabajo.

La política de trabajo de Uber prohíbe llevar cualquier clase de arma mientras prestan servicio.

La política de trabajo de Uber prohíbe a sus partners llevar cualquier clase de arma mientras están prestando servicio, aunque se desconoce si la compañía realiza comprobaciones periódicas para evitar sucesos como este. "Estamos trabajando con la policía de Atlanta", aseguró Uber en un comunicado relacionado con el suceso.

UberEats es la división de entrega a domicilio de Uber, empresa de transportes fundada por Travis Kalanick. Su empresa matriz ha estado envuelta en múltiples polémicas relacionadas con el acoso, prácticas abusivas con sus clientes, espionaje a través de sus aplicaciones y una guerra incesante frente al sector del taxi alrededor de todo el mundo.

En 2017, Kalanick dimitió como CEO de Uber tras las presiones de la junta, que nombró meses más tarde a Dara Khosrowshahi como su sustituto. El empresario fue anteriormente CEO de Expedia, que lideró durante más de diez años.