Gernika Gogoratuz

80 años después del bombardeo de Guernica, todavía no se sabe cuantas personas murieron exactamente en el ataque. El 26 de abril de 1937, el pueblo vasco se convirtió en uno de los capítulos más devastadores de la Guerra Civil Española y en una de las obras mas emblemáticas de Pablo Picasso, quien retrató el dolor de las personas durante el bombardeo en un cuadro de 3,49 x 7,77 metros.

Pero Guernica fue algo más que eso. El bombardeo llevado a cabo por la unidad especial de la Luftwaffe, la fuerza aérea de la Alemania nazi al servicio de Francisco Franco, puede entenderse como un campo de entrenamiento para los alemanes y sus bombas incendiarias. El pueblo vasco fue el primer lugar en ser completamente destruido por bombas aéreas con el objetivo de acabar con toda la población y fue la antesala de otras ciudades que tendrían el mismo destino durante la Segunda Guerra Mundial.

El experimento militar fue organizado por el coronel Wolfram von Richthofen, jefe de estado mayor de la Legión Cóndor, quien quiso poner en práctica la ingeniería aeronáutica desarrollada en ese momento. El avance consistía en el diseño de una bomba incendiaria con una mezcla de explosivos, que causaba el incendio de los lugares previamente destruidos por las bombas explosivas. En Guernica se llevó a cabo este experimento militar, de acuerdo con el plan de ataque que utilizaría la Luftwaffe en otras partes de Europa durante la Segunda Guerra Mundial, "una combinación de Carpet Bombing (bombardeo de saturación) y Shuttle Bombing (bombardeo continuo mediante un tren de ataque aéreo)", explicó el historiador Xabier Irujo Ametzaga en su ensayo Naturaleza y lógica militar del bombardeo de Gernika de 2013.

Esta táctica provocaba el lanzamiento ininterrumpido de bombas en caída libre y en ráfaga, provocando un mayor alcance de daño en el objetivo. En total, se calcula que el 25 de abril de 1937 se lanzaron en Guernica entre 31 y 41 toneladas de explosivos, el número utilizado para poner a prueba el poder de la Luftwaffe en el pueblo vasco.

El embajador de Estados Unidos en España entre 1933 y 1939 Claude Bowers explicó en su libro My mission in Spain:

La segunda Guerra Mundial comenzó en España. Guernica, tanto por los sistemas de bombardeo empleados, como por el tipo de armas utilizada, fue un “test”, un laboratorio para la Luftwaffe de Hermann Goering.

El mismo Goering, comandante supremo de la Luftwaffe, afirmó durante los juicios de Nuremberg que el bombardeo de Guernica fue la ocasión perfecta para poner a prueba su fuerza aérea y que los pilotos adquirieran experiencia.

El bombardeo del terror

Museo Reina Sofía

Un bombardeo del terror es un ataque sobre un objetivo cuyo fin es causar el mayor nivel de destrucción material y el mayor número de víctimas posible, a fin de quebrar la moral del enemigo y provocar su rendición.

El primer ataque a Guernica se produjo a las 15 horas. Tres horas después se produjo el bombardeo más intenso, y el último tuvo lugar poco después de las 19 horas. Durante casi todo el día, la población del pueblo vasco estuvo a la merced de las bombas que caían en Guernica.

En las horas de terror, la población permaneció inmóvil y dentro del perímetro de fuego, lo que permitió a la Luftwaffe provocar numerosas destrucciones materiales y bajas civiles. El método fue descrito por Wolfram von Richthofen como un "éxito técnico" en el informe y fue utilizado nuevamente en ataques a otras ciudades como Varsovia en 1939.

El experimento militar en Guernica no solamente tuvo una repercusión para a Guerra Civil Española, también para la Segunda Guerra Mundial. La estrategia utilizada para destruir un pueblo y causar el máximo daño posible fue puesta en practica en los años siguientes para acabar con objetivos que estaban en contra de la ideología nazi de Adolf Hitler.

En el 80 aniversario de la catástrofe, todavía sigue siendo motivo de polémica el número exacto de víctimas, de explosivos o la metodología utilizada por los aliados del dictador Francisco Franco. Sin embargo, la importancia del bombardeo de Guernica se ha convertido en un factor clave de la historia del siglo XX al ser utilizada como campo de pruebas para la Segunda Guerra Mundial y la primera ciudad sistemáticamente destruida por un ataque aéreo.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.