Los ojos del mundo están puestos en la guerra de Ucrania. Mientras miles de soldados y voluntarios repelen la invasión rusa, un grupo de técnicos de telecomunicaciones arriesgan la vida para mantener a flote la conectividad en el país.

Considerados como "héroes invisibles" por el Gobierno, los técnicos — en su mayoría, empleados de operadores móviles y empresas de internet — restauran los cortes en el servicio provocados por los bombardeos y sabotaje ruso.

De acuerdo con el Servicio Estatal de Comunicaciones Especiales y Protección de la Información de Ucrania (SSSCIP), los técnicos se trasladan a zonas de conflicto para reparar los cables o estaciones móviles dañadas. "

A pesar del gran peligro [...] reparan y restauran rápidamente los canales de comunicación destruidos por el enemigo, para que cada ucraniano tenga acceso a información actualizada sobre el estado de cosas y se comunique con sus familiares.

El trabajo de estos especialistas no se resume a eso. Los técnicos también montan canales en refugios, estacionamientos subterráneos y otros lugares donde se resguardan los civiles de los bombardeos rusos.

No hay competencia entre operadores durante la guerra de Ucrania

El Gobierno de Ucrania sabe que la unión es importante para la victoria, por lo que ahora no existe competencia entre los diversos proveedores. El SSSCIP publicó en su canal de Telegram algunas imágenes para mostrar el trabajo en equipo entre operadores de la región de Chernígov.

Empleados de dos operadores locales reparan un cable en Chernígov. Foto SSSCIP

¡Así es como el cable principal fue restaurado por dos pequeños proveedores locales, Gigabit.net y brd.net.ua (competidores jurados en tiempos de paz,) para que la región de Chernígov se conectara nuevamente!

Mantener en línea las telecomunicaciones en una prioridad en tiempos de guerra. Según reportes de NetBlocks, desde el comienzo de la invasión rusa registró una caída en la conectividad. Los intensos bombardeos y ataques contra la infraestructura de comunicaciones han empeorado la situación, obligando al país a buscar alternativas.

Hace unas semanas el viceprimer ministro ucraniano, Mykhailo Fedorov, pidió ayuda a Elon Musk para activar el servicio de Starlink en el país. El CEO de Tesla y SpaceX respondió y envió cientos de antenas, aunque advirtió que deberían activarse solo si es necesario.

Los ciberataques amenazan la integridad de las telecomunicaciones

Otro problema que enfrenta Ucrania es la oleada de ciberataques provenientes de Rusia. Mientras que Microsoft y otros actores apoyan al Gobierno de Volodímir Zelenski para identificar y hacer frente a las amenazas digitales, el Servicio de Seguridad (SBU) trabaja con las operadores para rastrear a los hackers.

Forbes reportó sobre ataques a diversas compañías de este sector. Hackers reiniciaron los sistemas de Triolan a su configuración de fábrica, causando interrupción en los servicios de telecomunicaciones. Aunque no existen reportes de un fallo crítico, algunas empresas locales son blanco de ciberataques y se valen de sus técnicos para restaurar la conectividad.

El Servicio de Seguridad de Ucrania arrestó a un hacker con la ayuda de las empresas de telecomunicaciones. Foto: SBU

La colaboración entre el Gobierno y las empresas de telecomunicaciones ya rindió frutos. El SBU confirmó el arresto de una persona que llamó y envió mensajes de texto a decenas de funcionarios públicos y agentes de seguridad ucranianos proponiendo una rendición. El hacker realizó más de mil llamadas y ofreció información clave a soldados rusos que participan en la invasión.

Victor Zhora, director del SSSCIP, dijo en conferencia de prensa que esta guerra es el primer caso en la historia donde la importancia de mantener las telecomunicaciones es alta. "Esto probablemente explica por qué Ucrania continúa resistiendo con éxito la agresión", comentó.