El padre de Nadia, que actualmente está siendo investigado por un supuesto delito de estafa mientras permanece en prisión provisional sin fianza por orden del juez de instrucción, no padece cáncer. Así lo ha confirmado un informe médico del Instituto Catalán de la Salud, al que ha tenido acceso el programa televisivo Espejo Público de Antena 3. Fernando había repetido en varias ocasiones que sufría un tumor de páncreas que se había metastatizado al hígado, un detalle más que utilizaba para conmover a los que escuchaban su historia.

El cáncer terminal que había rechazado tratarse, según afirmaba en los medios de comunicación mientras pedía dinero para un tratamiento para su hija, no existe. Los primeros en poner en duda el estado de salud de Fernando fueron los periodistas Manuel Ansede y Elena Sevillano, quienes revelaron en El País que la Clínica Teknon, el centro donde supuestamente iba el padre de Nadia, no tenía constancia del paciente. El reportaje añadía nuevas falsedades e inverosimilitudes sobre el relato que los progenitores de la menor habían contado durante los últimos años, como demostró otra investigación realizada por Hipertextual.

Fernando y Marga están siendo actualmente investigados por un supuesto delito de estafa. Según el auto del juez de instrucción, los padres de Nadia habrían recaudado cerca de un millón de euros en donaciones, una suma económica que habrían empleado mayoritariamente para sufragar gastos personales. La enfermedad rara que padece la niña no cuenta con un tratamiento en la actualidad, y tampoco existe el médico Edward Brown del que hablaba su familia. Este medio se puso en contacto con los hospitales de Houston donde Fernando afirmaba que acudían, y los centros médicos negaron que ofrecieran la supuesta operación genética a través del cerebro. Todos estos hechos han llevado al juez a recordar que la menor, afectada de una patología llamada tricotiodistrofia, es una víctima por partida doble.

La historia que los padres de Nadia contaron para recaudar dinero está llena de falsedades e inverosimilitudes. La última, el supuesto cáncer terminal que Fernando no se trataba

El informe médico al que ha tenido acceso Espejo Público añade una sombra más en la historia que tantas veces repitieron Fernando y Marga en los medios de comunicación. El padre de Nadia fue condenado en dos ocasiones por delitos de apropiación indebida y falsedad documental. Además, según ha podido confirmar Hipertextual, Fernando ha seguido mintiendo en sus declaraciones ante el magistrado de instrucción. Y es que no existe ningún Dr. Brown o Dr. Smith en Francia, donde defiende ahora que llevaron a la niña para que la atendieran estos supuestos homeópatas. La Federación Española de Enfermedades Raras se desvinculó del caso Nadia y las familias de pacientes con este tipo de patologías minoritarias han pedido que este escándalo no afecte a la solidaridad necesaria para continuar la investigación.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.