Nueva falsedad en el relato ofrecido por Fernando Blanco, el padre de Nadia, que se encuentra en prisión provisional sin fianza desde el pasado viernes. Tras inventarse las supuestas operaciones genéticas a través del cerebro para las que recaudó casi un millón de euros, y reconocer que nunca viajó a Houston, Blanco ha vuelto a mentir en las declaraciones realizadas ante el juez. Tal y como ha podido confirmar Hipertextual, los dos médicos de Francia a los que habría recurrido para tratar a su hija no existen.

El juez de instrucción recoge en su auto que Fernando Blanco no aclaró si la niña con tricotiodistrofia fue supuestamente atendida por «investigadores» u «homeópatas». El padre de Nadia reconoció que desconocía el nombre de estos profesionales, su dirección, número de teléfono o forma de contactar con ellos. Blanco sólo mencionó al «Dr. Smith» y al «Dr. Brown», que trabajarían supuestamente en Francia, a los que siempre habría pagado en efectivo y a los que nunca pidió justificante de pago. Se da la casualidad de que Blanco ya mintió sobre la existencia de Edward Brown, al que en un principio llegó a relacionar con los Nobel de 2013 y con el Centro de Investigación Aeroespacial de Houston, algo que desmintió una investigación realizada por Hipertextual.

Brown y Smith no ejercen en Francia

Este medio ha tratado de encontrar a estos dos supuestos médicos a través del buscador del Conseil National de l’Ordre des médecins, la entidad que agrupa a los médicos colegiados en Francia, sin éxito. Dado que el abogado de Blanco, Alberto Martín, ha reconocido en diversas intervenciones en medios de comunicación que estos nombres se refieren a practicantes de la medicina alternativa, Hipertextual se ha puesto en contacto con el Syndicat National des Médecins Homéopathes Français y la Société Savante d’Homéopathie. Ambas organizaciones han negado que entre sus afiliados se encuentren profesionales con estos apellidos. Hipertextual ha tratado de ponerse en contacto durante el día de hoy con el letrado, sin que haya sido posible en el momento de la publicación de este artículo.

La versión ofrecida por Blanco sobre los supuestos médicos de Francia es relevante para determinar si el padre de Nadia trató de organizar la huida de la familia, tal y como sospechan los investigadores del caso. En palabras de su abogado, el progenitor de la niña con tricotiodistrofia pasó a Francia para contactar con los médicos que supuestamente trataron a su hija en Toulouse y París. El letrado ha negado en declaraciones a varias televisiones que Blanco estuviese intentando planificar la fuga al sentirse bajo sospecha. Según esta versión, su cliente quería que Brown y Smith declarasen como testigos. Sin embargo, no hay constancia de que dos personas con estos apellidos ejerzan en Francia.

«No conozco estos nombres, creo que debe haber una equivocación porque se trata de apellidos británicos y no franceses», ha explicado a este medio Hélène Renoux, presidenta del Comité Europeo de Homeopatía y que actualmente trabaja en París. Tampoco existe constancia de dos practicantes homeópatas localizados en Toulouse, como defiende el padre, ni en las Páginas Amarillas francesas ni en el buscador Doctoralia. Las sospechas sobre una nueva mentira del padre de Nadia, esta vez ante un juez, llegan después de que Blanco haya estado pidiendo dinero para sufragar un supuesto tratamiento inexistente en Houston, como admitió hace unos días.

Según el atestado de los Mossos d’Esquadra, la familia de la menor habría conseguido cerca de un millón de euros en donaciones, aunque sólo habrían podido justificar 295 euros destinados a tratamientos médicos. El juez de instrucción ha señalado en su auto que apenas quedan 319.000 euros en las cuentas bancarias inmovilizadas. El resto del montante económico, más de 600.000 euros, se habría empleado para sufragar gastos personales, como el alquiler de la casa o la compra de un vehículo. Las sospechas sobre un posible delito de estafa aparecieron tras las publicaciones realizadas en el blog Mala Prensa y en los medios Hipertextual y El País. Por desgracia, la enfermedad rara que padece la menor, la tricotiodistrofia, no cuenta con ninguna cura en la actualidad. Tampoco hay evidencia científica de que la homeopatía presente mayor beneficio terapéutico que el placebo, ni para el tratamiento de esta patología poco frecuente ni para otros problemas de salud.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.