"Sabía que podían descubrirme", ha afirmado Fernando Blanco Botana durante una intervención en el programa Espejo Público de Antena 3. El padre de Nadia Nerea, la niña de once años con tricodistrofia, ha admitido que "hay partes de la historia exageradas". Blanco dice ahora que nunca fueron a Houston, sino que acudieron a curanderos y que llegó a mentir a su mujer sobre lo que estaba ocurriendo. Mantiene, sin embargo, la versión de que acudió con su hija a Afganistán a ver a un científico durante la guerra que asolaba el país.

El progenitor de Nadia inició en 2008 una campaña para recaudar fondos con el fin de someter a su hija a una supuesta terapia génica a través del cerebro. Desde entonces, Fernando Blanco ha recaudado miles de euros para un tratamiento que no existe. El vallisoletano, que fue condenado por delitos de estafa, apropiación indebida y falsedad documental hace dieciséis años, ha defendido en los medios de comunicación que su hija iba a ser operada en Houston por el médico Edward Brown, cuyo trabajo supuestamente había sido clave para el Nobel de Medicina de 2013.

Una investigación realizada por Hipertextual demostró que Brown no existía ni tenía relación con los investigadores galardonados con el premio Nobel de Fisiología o Medicina de 2013. Asimismo, tal y como pudo confirmar este medio, ningún hospital de Houston realiza la operación genética a través del cerebro que defendía Fernando Blanco. Los expertos han negado que sea posible determinar el número de células envejecidas del organismo, tal y como decía el padre de Nadia para exagerar la gravedad de su hija.

nadia

"Los pacientes con tricotiodistrofia tienen un envejecimiento prematuro, pero no lleva a la muerte a los once años", afirmó en este medio la Dra. Eulalia Baselga, jefa clínica de la Unidad de Dermatología Pediátrica del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau y profesora de Dermatología de la Universitat Autònoma de Barcelona. "Han querido generar alarma", añadió además el Dr. Ramón Grimalt, de la Academia Española de Dermatología y Venereología.

El padre de Nadia no sólo exageró e incluso mintió sobre el estado de salud de la niña, sino que su afirmación de que sufre un cáncer terminal de páncreas e hígado también es dudosa. No hay registro del paciente en la clínica Teknon de Barcelona que supuestamente le detectó el tumor, según confirmaron Manuel Ansede y Elena Sevillano en El País. Los Mossos d'Esquadra han abierto una investigación para determinar el destino de las donaciones realizadas, que la Asociación Nadia Nerea para la Tricotiodistrofia y las Enfermedades Raras ha anunciado que devolverán. Blanco también ha reiterado ese deseo en el programa de Espejo Público, donde han dicho que la recaudación asciende a 301.000 euros. La suma económica es incierta, ya que la familia de Nadia lleva apareciendo en diversos medios de comunicación desde hace ocho años pidiendo dinero para la supuesta terapia de su hija. La ola de solidaridad para ayudar a la niña con tricotiodistrofia se ha topado con una historia repleta de falsedades e inverosimilitudes.

👇 Más en Hipertextual