Reconstrucción del mamífero ancestral que vivió en el yacimiento de Las Hoyas (España) hace 125 millones de años. Imagen: Óscar Sanisidro

A medio camino entre un ratón y un armadillo. Así debió de ser el **mamífero** ancestral que vivió hace 125 millones de años en el yacimiento de Las Hoyas (Cuenca, España). Un equipo de científicos, liderado por la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), ha dado a conocer en *Nature* este fósil caracterizado por tener pelo y espinas.El fósil representa la primera evidencia evolutiva del pelo en mamíferos

«Es la primera vez que se ve en el registro fósil la evolución del pelo», señala a *Hipertextual* la Dra. **Ángela D. Buscalioni**, directora del proyecto I+D de Las Hoyas e investigadora de la Unidad de Paleontología de la UAM. El animal, que presentaría un peso de entre 52 y 72 gramos según describen en *Nature*, contaba con melena y una cresta corta espinosa a lo largo de la espalda, de forma similar a los erizos actuales.

La estructura de los pelos fosilizados pudo ser observada al microscopio por los científicos. Buscalioni comenta que «la tipología aparece bien definida a escala celular», una característica que convierte al fósil en un «ejemplar extraordinario», según la investigadora. El mamífero ancestral, descrito como *Spinolestes xenarthrosus*, revela las **primeras evidencias evolutivas del pelaje en mamíferos**.

##Un sarcófago lleno de vida
Pero el pelo de estos animales extintos, que se habrían alimentado a base de larvas e insectos, también padecía **problemas de cabello** parecidos a los de los mamíferos actuales. Según la Universidad de Bonn, entidad participante en el proyecto, «el animal podría haber sufrido infecciones por hongos en el pelo tal y como les sucede a los mamíferos hoy en día». Solo que con 125 millones de años de diferencia.Se ha observado la huella más antigua del sistema respiratorio encontrada en mamíferos

El pelo y las espinas no son las únicas características que han sorprendido a los científicos. *Spinolestes xenarthrosus* también presentaba articulaciones entre sus vértebras, que le proporcionaban una «apariencia robusta» similar a la de un armadillo, según explica Buscalioni. Los dedos cortos y anchos de sus patas parecen indicar que este mamífero primitivo se trataba en realidad de un pequeño **animal excavador**.

El fósil del yacimiento de Las Hoyas también parece delimitar de forma clara la existencia del diafragma, que estaría ubicado entre el esternón y el contorno del hígado, en una posición parecida a la de los mamíferos actuales. El animal «tendría mucha capacidad respiratoria, bien definida para la locomoción», comenta Buscalioni a *Hipertextual*. El diafragma de esta especie extinta representa **la huella más antigua del sistema respiratorio encontrada en mamíferos**.

Aspecto que pudo tener el mamífero ancestral descubierto en Las Hoyas, que vivió hace 125 millones de años en uno de los primeros humedales tropicales del planeta. Imagen: Óscar Sanisidro

Además, las impresiones de la piel permiten confirmar los primeros pabellones auriculares descubiertos en el registro fósil de este grupo de seres vivos. La investigación hoy publicada, según Buscalioni, apoya hipótesis anteriores que apuntaban que **la diversidad de los modos de vida ancestrales era tan amplia como la observada en los mamíferos de hoy en día (excavadores, voladores o acuáticos)**.

El **yacimiento de Las Hoyas** en el que se ha descubierto el fósil del mamífero está «excepcionalmente preservado», asegura Buscalioni a *Hipertextual*. Allí se han recogido restos de más de 250 especies diferentes, como la primera planta con flor, aves o insectos, que vivieron un «proceso de fosilización único», gracias posiblemente a la existencia de tapetes microbianos que envolvieron a estos organismos como si de un «sarcófago» se tratara, relata la científica de la UAM. Un sarcófago que hoy ha vuelto a abrirse para profundizar en la historia evolutiva de los mamíferos.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.