Samsung Display Co., Ltd. ha presentado las primeras pantallas OLED en espejo o transparentes como si fuesen piezas de artes con curiosos añadidos que muestran información personalizada esta semana en la Hong Kong Convention. La exposición mostraba la primera aplicación real y comercial de un panel OLED de estas características para la joyería Chow Sang Sang.

Cómo se van a usar merece nuestra atención: el objetivo es que el cliente de la joyería se muestre frente a la pantalla mientras se dibujan, de forma realista, los accesorios que podrá adquirir en la tienda. Algo más visual, realista y que hará que comprar sea una mejor experiencia.

Para ello, la pantalla OLED de Samsung cuenta con la tecnología Intel Real Sense. Combinando el reconocimiento del movimiento y las imágenes se crea una ilusión al cliente de ropero real en el que se prueba los complementos que desee.

Ya existían LCD transparentes, pero la solución OLED es superior técnicamente hablando:

  • 50% mayor reflectancia que los paneles LCD de las mismas características.
  • Espectro de color mayor del 100% del NTSC a diferencia del 70% del LCD.
  • Un contraste casi infinito de 100,000:1 en comparación al 4000:1 máximo del LCD.
  • Un tiempo de respuesta de 1ms frente a los 8ms del LCD (gris a gris he de suponer, ya que no se menciona).
  • La mayor ventaja siempre será que, a diferencia del LCD, no necesita retroiluminación.

Estas pantallas, hasta hace poco existentes solo en la ciencia ficción, usan la tecnología Intel Real Sense y su cámara frontal para capturar todos los movimientos faciales por sutiles que sean, es capaz de realizar el seguimiento de tus dedos y mano, así como distinguir entre profundidades de plano (para separarte correctamente del entorno).

Su elevado precio y escasa producción hace que sea una tecnología sólo disponibles para marcas selectas. Pero, si la tecnología llega a ser asequible para los particulares podríamos imaginar cientos de casos donde aplicarlo.

Por ejemplo los espejos en los aseos, comenzando el día con un calendario, lista de tareas, el tiempo y las noticias más importantes dibujadas en el espejo sin crear ningún tipo de obstrucción en el reflejo. Para brisas de coche que muestren indicaciones y direcciones de tráfico también podrían ser posibles si la resistencia lo permite. Hasta las Google Glass podrían tener sentido en unos cuantos años.