El Huawei Ascend Mate 7 fue uno de los phablets estrella de la IFA, un terminal de de 6 pulgadas al que acompañan algunas características muy interesantes como el lector de huellas dactilares en su carcasa trasera, materiales premium y un diseño estilizado y bonito en aluminio; componentes que hacen del Mate 7 uno de los mejores terminales del mercado.

Una de las bondades del Ascend Mate 7 es que gracias a sus marcos reducidos han conseguido integrar una pantalla de 6 pulgadas con la sensación de tener un smartphone de 5.7, lo que hace que sea muy cómodo para el día a día pese a ser una pantalla de gran tamaño. Además, al estar fabricado en una misma pieza permite que su grosor caiga hasta los 7.9mm.

Pero no solo por diseño destaca este phablet, puesto que su tecnología 4G+ con velocidad de descarga a 300Mbps, procesador de 8 núcleos de alto rendimiento, una batería de 4100mAh con autonomía de hasta 2 días de uso intensivo y con cifrado de información en el chipset y posibilidad de ocultar no sólo contenido multimedia, sino también aplicaciones, se convierte en una de las mejores opciones para todo tipo de entornos.

Tendencia en Hipertextual