No dormir las horas necesarias puede dañar gravemente nuestro corazón
Mike Leitz (Flickr)

Descansar lo suficiente es uno de los puntos clave para llevar una vida saludable. Los efectos del sueño se notan (y mucho) sobre nuestra actividad diaria, pero también podrían provocar la aparición de indeseables enfermedades crónicas.

Un estudio llevado a cabo por el Center for Disease Control and Prevention (CDC) de Estados Unidos ha relacionado dormir poco (menos de 6 horas) o mucho (más de 10 horas) con diversas enfermedades crónicas, tales como problemas de corazón, ansiedad, diabetes u obesidad en pacientes mayores de 45 años.

Debido a las conclusiones de este trabajo de investigación, la Asociación Americana de Medicina del Sueño ha recomendado a las personas que sufran de estos síndromes, que consulten con un especialista para controlar y evaluar sus patrones a la hora de dormir. Y es que los efectos del sueño pueden perjudicar sobremanera nuestro estado de salud.

Dormir menos de 6 horas es un problema

En este estudio realizado por los investigadores, vieron que existía una mayor prevalencia de enfermedades cardiovasculares, diabetes, obesidad y estrés mental en aquellas personas que dormían poco. Unos resultados similares a los que presentaban aquellos individuos que dormían mucho, en torno a las diez horas.

Dormir más no significa dormir mejorY es que los efectos del sueño prolongado también se hacen notar sobre nuestra salud. Como explica el Dr. M. Safwan Badr, presidente de la Asociación, "dormir más horas no significa necesariamente dormir mejor, ya que es importante tener en cuenta que tanto la cantidad como la calidad de nuestras horas de sueño tienen un impacto sobre la salud".

Este trabajo, en el que participaron más de 54.000 voluntarios mayores de 45 años de 14 estados diferentes de Estados Unidos, vuelve a recordarnos la importancia del tercer pilar para tener una óptima salud, además de la dieta y el ejercicio físico: los propios efectos del sueño sobre nuestro organismo.

En sus conclusiones, el equipo de investigación identificó a un 31% de los pacientes como personas que dormían 6 horas o menos. Solo un 4% de los voluntarios dormían más de 10 horas, lo que significa que en general los efectos del sueño sobre nuestra salud se relacionan con dormir poco, más que con dormir más de lo necesario.

Para personas que tendemos a dormir menos de lo que deberíamos, este estudio debería hacernos reflexionar sobre los posibles perjuicios que estamos ocasionando sobre nuestra salud. Y es que regular mejor nuestros hábitos de sueño podría influir sobre la aparición de determinadas enfermedades en el futuro.

hazte socio

Recomendados