La plataforma estadounidense Kickstarter es un sitio web de financiación en masa (crowdfunding) de proyectos creativos. Gracias a ella se han conseguido iniciativas tan interesantes como la película de Verónica Mars que os contábamos hace unos días.

Una de las últimas iniciativas que ha recibido apoyo económico del público es el proyecto de los daneses de Robocat, que crean un termómetro para el móvil, gracias a Thermodo.

¿Y por qué nos interesaría contar con un dispositivo así, disponible para iPhone, iPad, iPod Touch y Android? El origen de este proyecto, sin duda, es cuanto menos curioso. Robocat, la empresa diseñadora de este pequeño termómetro, es en realidad una compañía danesa encargada de producir aplicaciones móviles. ¿Por qué este salto a la producción de hardware?

Precisamente en el invierno de 2011, estos daneses desarrollaron una aplicación para el móvil conocida como Thermo. Realmente no era una app compleja, sino que buscaban introducirla en nuestros dispositivos móviles por ser algo diferente de las clásicas aplicaciones. Sin embargo, la historia no cuajó. Varios de los usuarios que probaron la app se quejaron de su pobre funcionamiento.

A partir de ahí, decidieron ver la parte positiva de las críticas, y ** se lanzaron a la creación de un termómetro para los dispositivos móviles**. Así nació Thermodo, cuyo prototipo se encuentra ya en la tercera revisión. Entre sus limitaciones, añade el equipo danés, se encuentra el rango de temperaturas que puede detectar entre -20ºC y +50ºC. Por lógica se trata de un termómetro que analiza las condiciones ambientales de un espacio físico, por lo que no se puede utilizar para medir, por ejemplo, la temperatura corporal.

Su idea ha parecido calar entre el público, ya que de los 35.000 dólares iniciales que necesitaban, han recibido cerca de 230.000. Aún quedan 18 días para seguir financiando este proyecto, por lo que seguro que superan la cifra de los 6.500 apoyos en Kickstarter.

Los daneses de Robocat creen fielmente en Thermodo, y confían en las posibilidades de crecimiento del proyecto. Por ello también están desarrollando una SDK abierta a los usuarios, para así poder integrar este termómetro en otros productos, como por ejemplo Runkeeper. El tiempo dirá si esta idea cuenta con el apoyo del mercado, además del de Kickstarter, pero de momento, los presagios son realmente positivos.