Ya son dos los directores que han abandonado el proyecto de llevar a la gran pantalla el popular videojugo Uncharted. Se ha confirmado que Neil Burger, responsable de películas como The Illusionist (2006), The Lucky Ones (2008) o Limitless (2011), ya no está relacionado con esta adaptación; también se ha hecho público que el guión ha sido revisado y reescrito por Marianne y Cormac Wibberley, entre sus trabajos destacan los guiones de National TreasureI SpyThe 6th Day y Charlie's Angels: Full Throttle; y la creación de la serie televisiva Commom Law.

El primer director implicado en el proyecto fue David O. Russell, parece ser que su guión era demasiado estrafalario, que buscaba darle un tono familiar a la historia y que quería contar con Mark Wahlberg como protagonista. No sería esta su primera colaboración ya que coincidieron en Three Kings (1999) y The Fighter (2010). Sony no estaba conforme con estas ideas y prescindió de Russell para contratar a Neil Burger a mediados de 2011.

Burger parecía una buena opción y en Naughty Dog, creadores del juego, estaban encantados con su incorporación y con la idea del director de mantenerse fiel al espíritu del videojuego. Además, Burger, sugirió como actor protagonista a Nathan Fillion (Firefly), según él sería perfecto como Drake. Aquí tenemos que hacer un inciso, yo soy muy fan de Fillion, de Firefly, de Castle, etc; pero hay que reconocer que el actor se ha puesto un poco fondón con los años y que ha perdido el encanto que tenía cuando interpretó al capitán Malcolm Reynolds. No digo que no fuese un buen Drake pero hay actores más jóvenes que encajan mejor en el papel.

Un año después Uncharted vuelve a estar sin director y el guión ha sido cambiado. ¿¿Un proyecto maldito? Recordaros que la película adaptaría la primera aventura de Nathan Drake; Uncharted: El Tesoro de Drake, en la que el héroe se embarca en la búsqueda del tesoro del famoso explorador Sir Francis Drake.