¿Quieres ahorrar en impresiones, y de paso, ayudar al ambiente? Hasta ahora, una de las opciones tipográficas más ecológicas era cambiar hacia Ecofont, un fuente concebida para minimizar el gasto en impresiones. Sin embargo, el departamento de Tecnologías de la Información de la Universidad de Wisconsin (Green Bay) ha tenido una mejor idea: optar por Century Gothic.

Las cargas de tinta utilizadas al imprimir con esta fuente son hasta 30% menores que con Arial. Para la gente de la Universidad de Wisconsin, cuyos gastos en tóner ascienden casi a los $100,000 al año, es un ahorro significativo. Respecto a los costos, un cálculo realizado en abril de 2009 señala a Century Gothic como la opción más barata. Ecofont se ubicaba en el segundo sitio, seguida por Times New Roman, Calibri (fuente predeterminada en Word) y Verdana. Arial, una de las fuentes empleadas con más frecuencia, ocupa el sexto escaño.

El inconveniente que tiene Century Gothic es que la tipografía es un poco más grande y espaciosa, lo que implica un aumento en el númeo de hojas que se utilizan; así que aunque el gasto es menor, no necesariamente reduce tanto el impacto ecológico. Claro está, siempre podemos utilizar papel reciclado o reutilizar algunas hojas por la otra cara para contribuir con nuestro granito de arena - y de paso, ahorrar algunos centavos.

👇 Más en Hipertextual