Harry Potter

Hay un restaurante en Londres llamado The Underground Restaurant que tiene un ambiente muy rebelde en el que se hacen fiestas y diferentes tipos de comidas a un precio muy barato. Esa fue la intención de la dueña en un principio y, después de 9 meses, fue teniendo el éxito que deseaba y su local se fue haciendo más y más famoso.

Para Halloween, que se festeja el 31 de octubre, Ms. Marmite Lover, dueña del restaurante, iba a realizar una fiesta temática de Harry Potter y en ella no sólo se podría disfrutar de las comidas de las que se habla en los libros, sino también darle una contraseña a una señora gorda que estaría en la entrada y más.

Pero parece que eso no podrá ser. Por la gente de Warner le envió una carta a Ms. Lover diciéndole que estaban orgullosos que fuera una tan grande fanática de Harry Potter pero que tendría que cancelar la fiesta porque estaba violando unos cuantos derechos de autor que ellos poseían y que no estaban en contra que hiciera una fiesta de mágica pero genérica.

En la carta de respuesta Lover le explicó a la discográfica que llamaría a la fiesta Noche de magos genérica pero agregó que J.K. Rowling probablemente no tendría ningún problema en aceptar que una madre soltera y emprendedora hiciera lo que ella está haciendo.

Si bien la gente de Warner puede, tranquilamente, hacer este pedido, la verdad es que quedan, otra vez, como un gran grupo de idiotas.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.