Todos venimos hablando muchísimo de Spotify. ¿Por qué? Bueno, porque el servicio realmente promete (o prometía, habrá que esperar). Es legal y tiene muchísima música que podemos escuchar haciendo dos o tres clics. Pero las discográficas no pueden avanzar tanto en tan poco tiempo. Son como esos abuelos a los que tienes que explicarle muchas veces las cosas para que las comprendan.

Digo esto porque en el blog oficial del servicio, Andres Sehr, uno de sus creadores, explica que las discográficas están aplicando restricciones que harán que haya muchas canciones que no se puedan escuchar en algunos países o simplemente algunas que fueron completamente borradas. Por ese motivo si tú quieres hacer una lista comunitaria y compartir temas con tus conocidos en otros países podría no funcionar como debería.

No sé que opinarán ustedes, pero yo no creo en las restricciones geográficas en Internet (tampoco en el mundo pero eso es otro tema). Lo único que fomentan con esto es que gente que quiera escuchar su banda favorita y no la encuentre vuelva a la red P2P y descargue el disco.

Como dije anteriormente, el abuelo no comprendió todavía y después de dar dos pasos para adelante, dio uno hacia atrás.

Vía: Bitelia