Ya lo dije en su momento, Chávez estaba preparando una reforma constitucional que presentó ayer y que básicamente le da la oportunidad de eternizarse en el poder. Lo ha hecho en medio de un escándalo por corrupción, aunque los miembros de su gabinete nieguen que el acto de ayer haya sido un golpe mediático para desviar la atención.

Que el período presidencial se amplíe hasta los 7 años y que la posibilidad de reelección sea infinita, son algunas de los temas que ahora deberá aprobar un parlamento chavista y que luego deberá votar mediante referéndum, un pueblo embelezado por el populismo del líder.

Dice Chávez, que esta reforma es la única vía para que el proceso revolucionario y el nuevo socialismo se sigan llevando a cabo), e incluso tilda el sistema estadounidense como una dictadura. Y yo no termino de entender cómo se le puede llamar a tomar al pueblo como excusa para seguir controlando el poder, por mucho que él mismo lo niegue.

Eso sí, que todo sea disimulado con alguna que otra reforma más.