Los seguidores del Universo Cinematográfico de Marvel en Arabia Saudí, el país proximooriental en el que gobierna una monarquía absoluta —que descuartiza a sus opositores si se le antoja— según la ley islámica, han recibido un buen mazazo. Porque las autoridades prohíben que se estrene en sus salas Doctor Strange en el multiverso de la locura (2022), la vigésima octava película de la saga.

La ha dirigido el estadounidense Sam Raimi, que tiene en su haber, por ejemplo, la trilogía de Posesión infernal (1981-1992) y la primera sobre Spider-Man (2002-2007) con Tobey Maguire, y su trama incluye a un nuevo personaje homosexual: la América Chávez de Xochitl Gómez; que ya era lesbiana en los cómics de Marvel y a la que crearon el guionista Joe Casey y el dibujante Nick Dragotta en 2011.

Apareció por primera vez en el número uno de Vengeance en julio de ese año; y que sea el motivo por el que los censores de Arabia Saudí se niegan a que Doctor Strange en el multiverso de la locura se exhiba en el estado de la península arábiga, no nos puede pillar de sorpresa. Eternals, de Chloé Zhao (2021) ya había corrido la misma suerte por el gay Phastos de Brian Tyree Henry.

Arabia Saudí contra ‘Doctor Strange en el multiverso de la locura’

Marvel Studios

La homosexualidad está ilegalizada en el golfo Pérsico, tanto en los que se refiere a mantener relaciones entre personas del mismo sexo o difundir contenido de cualquier clase sobre ellas, y por la sharía, que las juzga un grave pecado a los ojos de Alá. Y, como ateos y feministas, una América Chávez o un Phastos saudíes pueden acabar en prisión, sufriendo flagelaciones o incluso ejecutados.

En Qatar y Kuwait tampoco se pudo ver Eternals, y es probable que Doctor Strange en el multiverso de la locura siga el mismo camino. No obstante, cuenta The Hollywood Reporter que los censores de ambos países habían solicitado que Marvel Studios editase el filme para permitir su estreno y Disney se negó en redondo; pero una versión modificada pudo salir en los Emiratos Árabes Unidos.

Date de alta en Disney Plus ahora y ahorra gracias a la suscripción anual, con la que podrás disfrutar de todo su catálogo de series y películas, acceso a los últimos estrenos, al catálogo de Star y a los mejores documentales de National Geographic.

Por otro lado, el pasado mes de enero, la West Side Story de Steven Spielberg (2021) fue también defenestrada en Arabia Saudí y cinco países más del golfo, los otros tres mencionados, Baréin y Omán, debido al personaje de Anybodys, encarnado por la actriz Iris Menas, que es abiertamente transgénero. Ojalá los espectadores saudíes y sus vecinos hallen la forma de burlar a la censura.