Qué es la gamificación y por qué es útil para el salón de clases

En la actualidad se han diversificado enormemente los métodos de enseñanza y las estrategias educativas que se utilizan dentro de las escuelas y otros centros educativos. Y aunque muchos de estos métodos no son nuevos, han cobrado mayor popularidad en los últimos años. Su importancia radica en el enriquecimiento de los procesos de enseñanza y la mejora en los resultados de aprendizaje de los alumnos.

Esta diversificación también provoca que los maestros y los estudiantes cuenten con nuevas herramientas para apoyar y motivar el trabajo educativo dentro del aula. Una de estas estrategias de enseñanza-aprendizaje es la gamificación y hoy te platicamos de qué se trata.

¿Qué es la gamificación?

La gamificación incorpora estrategias de juego a ciertas actividades para motivar a los participantes.

El término gamificación (llamado también ludificación ) se originó inicialmente en la industria de los medios digitales, aproximadamente en el año 2008. Su definición más sencilla establece que la gamificación es el uso de elementos de juego en contextos no lúdicos.

Esto quiere decir que, actividades que nada tienen que ver con estrategias de recreación y diversión, por ejemplo la enseñanza o el marketing, introducen elementos y estructuras propios de los juegos, como pueden ser un conjunto de reglas, competencias o premios, para motivar la participación activa de las personas involucradas.

Qué es la Gamificación y por qué es útil para el salón de clases

La gamificación pretende comprender qué es lo que hace tan efectivos a los videojuegos, en términos de concentración, participación, dedicación y triunfo, para aplicar esos mismos principios a otras áreas del conocimiento. Sin embargo, hablar de gamificación no necesariamente es sinónimo de hablar de dispositivos electrónicos y medios digitales, ya que recordemos que los videojuegos están basados en tres principios básicos que bien pueden aplicarse para un juego de mesa: la mecánica del juego, las dinámicas de juego y los componentes del juego.

La gamificación aplica los tres principios básicos en que se basa cualquier tipo de juego: la mecánica del juego, las dinámicas y los componentes del juego.

Las mecánicas de juego permiten involucrar al usuario de manera dedicada y divertida en las actividades que se pretenden realizar. Dentro de estas podemos encontrar el ganar puntos, subir de nivel, obtener premios, destacar en posiciones de clasificación o triunfar en desafíos y misiones.

Las dinámicas del juego establecen las motivaciones personales de cada individuo para participar en la actividad gamificada; por ejemplo, las recompensas, el reconocimiento o prestigio, los logros, la competencia y el compañerismo.

Para comprender las mecánicas de juego es necesario conocer los elementos que lo conforman. Algunos de ellos son: los avatares, los puntos acumulados por el participante, el tablero o área de juego, las insignias, las medallas y el status social entre el grupo de jugadores.

Gamificación en el salón de clases

Qué es la Gamificación y por qué es útil para el salón de clases

Explicado el concepto de gamificación y los elementos que lo conforman podemos continuar con algunos ejemplos en donde se está aplicando este concepto. Aunque los principios de gamificación se han aplicado eficazmente en la mercadotecnia para aumentar la participación de los clientes, el campo que más se ha beneficiado de ella es la educación.

El aprendizaje es uno de los procesos que podrían considerarse como más complicados y aburridos, al menos desde el punto de vista del alumno considerando los modelos de enseñanza tradicional. Por ello es importante considerar la gamificación como una alternativa de apoyo en los procesos de enseñanza-aprendizaje debido a las siguientes razones:

  1. Estimula y hace más atractiva la participación de los estudiantes.
  2. Simplifica las actividades difíciles.
  3. Motiva la participación constante.
  4. Crea una retroalimentación positiva a través de recompensas.
  5. Promueve la perseverancia y el triunfo.
  6. Aumenta el compañerismo.
  7. Ayuda a construir una identidad propia.
  8. Transforma actividades aburridas en divertidas e interesantes.
  9. Fomenta la comunicación entre pares.
  10. Crea ambientes de confianza.

A pesar de los beneficios evidentes, nunca debemos olvidar que la gamificación es solo una estrategia de apoyo en el aula y que las dinámicas de juego nunca deben de opacar el verdadero propósito de los procesos de aprendizaje en el aula. El contenido académico debe ser el principal motor que impulse las mecánicas del juego, de allí la responsabilidad del docente para controlar y mediar la gamificación en el área educativa.

OCULTAR PUBLICIDAD

Recomendados