China Telecom es el nuevo gigante de la industria móvil mundial que se une a la lista de rumores de futuras incursiones al ya saturado mercado de México. Tras las reformas impulsadas por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), que han frenado la expansión de América Móvil, a la par que han abierto la puerta a distintas operadoras, virtuales y reales, desde Virgin Mobile hasta AT&T, ahora llega la latente y factible posibilidad de que la firma asiática entra al país, donde al parecer, de acuerdo con ciertos reportes, lo hará con todo el apoyo y respaldo del gobierno federal. Las relaciones entre China y México no son ajenas al escenario nacional, desde el escándalo con Grupo Higa hasta las diplomáticas oficiales y recientes visitas del Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, al continente asiático, durante el actual sexenio las relaciones entre ambos países se muestran más firmes que en periodos anteriores, de manera que no sorprende este rumor.

china telecom mexico china

Básicamente es el mismo movimiento que con Grupo Higa. De acuerdo con un reporte publicado por Grupo Expansión, China Telecom, considerada como la tercera más grande de su sector en aquella nación, prepara actualmente una oferta de contrato para “construir y operar una nueva red de banda ancha móvil en México“, proyecto en el cual supuestamente buscarían aliarse con socios locales para formar un consorcio, donde serían también socios, en otras palabras, básicamente el mismo movimiento que Grupo Higa. La agencia informativa cita a tres fuentes anónimas distintas, en una supuesta operación a largo plazo, de diez años, donde habría miles de millones de dólares de financiamiento de por medio, con el apoyo de instituciones bancarias chinas.

Con la entrada ya confirmada de AT&T al mercado nacional, la llegada de China Telecom podría representar un conflicto de intereses y relaciones internacionales para México, en un movimiento que de ser cierto apuntaría a desprenderse de la dinámica comercial con Estados Unidos, generando alianzas estratégicas con una de sus principales naciones competidoras. Tanto China Telecom como la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) se han negado a brindar declaración alguna sobre el tema, lo que en este escenario solo contribuye a la especulación sobre los términos reales de este proyecto, luego de ver el desarrollo de los procesos de licitación en casos similares.

El papel del gobierno

Huawei se encargaría de brindar soporte a infraestructura, también se negó a declarar. Existe oficialmente un proyecto de licitación que debió iniciar en diciembre de 2014 y que para agosto debería quedar definido, bajo los planes actuales, según indica el reporte, ninguna parte del gobierno mexicano tendría participación directa en la empresa, y su nivel de intervención se limitaría básicamente en brindar infraestructura y dirigir la licitación para otorgar el derecho de uso del espectro para la red de servicios móviles, con la cual la compañía ganadora, presumiblemente China Telecom, tendría un contrato gubernamental que le permitiría legalmente usar infraestructura estatal, con la que estarían en posibilidades de cubrir una buena porción del país, desde el sur de México hasta la frontera con Estados Unidos. Se destaca también que Huawei es señalado en el reportaje como una de las potenciales firmas que intervendrían dentro del proceso, en la parte de la instalación de torres y reforzamiento de infraestructura, y al igual que los demás supuestos involucrados se ha negado a brindar alguna declaración sobre este rumor.

Existe mucha incertidumbre sobre este reporte, el anonimato de las fuentes citadas no contribuye mucho a su sustento, pero todos los demás factores y su familiaridad con escenarios anteriores apuntan que no podría estar lejos de la realidad. En todo caso el mes de agosto apunta para ser la fecha definitiva en que se aclare algo de todo. La generación de una nueva red de banda ancha móvil en México es un proyecto interesante y que podría estimular la penetración de estos servicios en el país, pero el desmedido y poco regulado crecimiento de la industria en el último año podría generar consecuencias contraproducentes.

El papel de intervención del IFT resultará crucial, así como la transparencia y legalidad en todo el proceso. Ya que se han realizado importantes acciones por mesurar el crecimiento y prácticas monopólicas de Carlos Slim con América Móvil, pero por momentos también parece que parte de la estrategia consiste en transferir una tajada a los nuevos participantes y aliados.