Todo el que ha jugado en su PC alguna vez sabe que Windows sufre cuando queremos ir al escritorio o cambiar de aplicación sin cerrar el videojuego. Para aprovechar al máximo la resolución de tu monitor lo ideal es jugar en modo pantalla completa, y este es por defecto el modo en el que entran la gran mayoría de los juegos modernos, y mientras más pesados sean los gráficos del juego más sufres si presionas Alt-Tab para hacer otra cosa sin tener que salir del juego.

Aunque en algunos juegos se pueden instalar ciertos mods que te permiten jugar en modo ventana sin bordes para que parezca que estás en modo pantalla completa, y así obtener mejor rendimiento, esto no es ni de lejos algo que podamos hacer con normalidad en muchos juegos. Existen tres modos en los que un juego puede ejecutarse: pantalla completa, modo ventana, y modo sin bordes.

Borderless Gaming

borderless gaming

Cada modo de juego funciona de tal manera que obtiene prioridad distinta para acceder al hardware, lo que puede mejorar la velocidad del juego, o aliviar el impacto sobre el resto del sistema para hacer más rápido el cambio con Alt-Tab. Borderless Gaming es un simple programa open source (bajo licencia GNU) para Windows que fuerza a tus juegos a ejecutarse en modo sin bordes. La mayoría de los juegos ofrecen la opción de pantalla completa o de modo ventana, pero muy pocos son los que ofrecen el modo sin bordes, que está más o menos en la mitad. Borderless Gaming hace que el videojuego corra de este modo aún cuando no esté soportado.

La herramienta no necesita instalación ya que es una aplicación portable y solo debes descomprimir la carpeta con los archivos en algún lugar seguro y ejecutarlo con permisos de administrador. Una vez ejecutado Borderless Gaming detecta cualquier proceso que esté ejecutándose en tu ordenador, no solo los juegos. Aunque solo toma en cuenta aquellos que tienen ventanas o que se ejecutan en pantalla completa. Los procesos que quieras ejecutar en modo sin bordes debes moverlos a los favoritos simplemente seleccionándolos y enviándolos a la derecha de la ventana. Una vez ahí de ahora en adelante cada vez que lo ejecutes el programa se lanzará en modo sin bordes.

Borderless Gaming puede no funcionar con todos los juegos del mundo, y el rendimiento va a variar dependiendo de cada juego. Personalmente lo he estado probando durante todo el fin de semana con un par de juegos bastante pesados, y el cambio es notable. Tanto ir al escritorio presionando la tecla de Windows como cambiar entre ventanas presionando Alt-Tab, se siente mucho más rápido de lo normal, especialmente entre dos monitores. La herramienta hasta ahora se mantiene en constante desarrollo y cualquiera puede colaborar desde GitHub. Si te interesa estar al tanto de las novedades también puedes unirte a su grupo de Steam, donde tienen una lista de todos los juegos que han sido probados hasta ahora y que funcionan bien con Borderless Gaming.