Saber cómo grabar la pantalla en Windows 10 se ha convertido en algo súper útil. El auge del teletrabajo, el estudio en remoto y las comunicaciones digitales ha hecho que tengamos que recurrir a este tipo de herramientas para poder mostrar algo a nuestros compañeros de trabajo o, simplemente, comunicarnos con otras personas a través de plataformas como Twitch.

Sin embargo, no todo el mundo sabe qué es necesario para grabar la pantalla en Windows 10. Muchas personas probablemente crean que es imprescindible instalar aplicaciones como OBS Studio, una de las más utilizadas para grabar y emitir en Twitch. Pero la realidad es bastante diferente, pues el propio sistema operativo Windows tiene una herramienta que permite grabar la pantalla de una forma sencilla y sin tener que instalar nada.

¿Quieres saber cómo puedes hacerlo? En este artículo te lo vamos a explicar paso a paso.

Grabar pantalla en Windows 10

En Windows 10 puedes grabar la pantalla mientras utilizas cualquier aplicación o estás jugando a un videojuego. La grabación, además, se produce en segundo plano, de manera que podrás capturar aquellos momentos especiales que quieres inmortalizar sin ninguna interrupción.

Lo primero que debes hacer para grabar la pantalla en Windows 10 es abrir la Barra de juegos del sistema, una serie de opciones pensadas para grabar en vídeo todo lo que se muestra en tu ordenador. La manera más rápida de abrirla es mediante la combinación de teclas Windows + G. Y, aunque la herramienta está pensada para grabar en vídeo tus partidas, en realidad puedes usarla para capturar lo que quieras, sea o no un videojuego.

Una vez dentro encontraremos diversas opciones. La herramienta permite realizar una captura estática (una imagen), grabar la pantalla de Windows 10 en vídeo, incluir el audio procedente de un micrófono conectado al ordenador, etc.

Para empezar a grabar la pantalla en Windows 10, tan solo tendrás que pulsar sobre el punto rojo o botón de grabación. Tras tres segundos, se iniciará la grabación de la aplicación o juego que tengas en primer plano. Durante el proceso de grabar la pantalla verás una barra flotante para silenciar el micrófono, ver la duración de la grabación y/o parar dicha grabación.

Si prefieres usar atajos de teclado en vez de pulsar sobre los botones correspondientes con el ratón o trackpad, anota los siguientes: puedes hacer una captura de pantalla con Windows + Alt + Impr Pant, grabar los últimos momentos del juego con Windows + Alt + G, iniciar o detener la grabación con Windows + Alt + R y hacer lo propio con el micrófono con Windows + Alt + M.

Personalizar las grabaciones en vídeo

La herramienta está preparada para grabar la pantalla en Windows 10 con tan solo pulsar el botón de grabación, pero es posible que, por tus necesidades particulares, quieras hacer algún cambio en su configuración. Para ello, basta con ir a la configuración de Windows y entrar en la sección Juegos > Capturas.

En ese apartado puedes cambiar la resolución del vídeo, indicar cuánto tiempo deben durar los clips que grabes con la función Grabar los últimos, etc. También puedes configurar qué se va a grabar a nivel de audio: solo el juego, todo o nada.

Cuando hayas terminado de grabar la pantalla, podrás editar el vídeo en la aplicación Xbox de Windows 10. Allí tendrás la ocasión de reproducir el vídeo, cambiar su nombre o realizar tareas sencillas de edición como recortar la duración. Luego podrás guardarlo o publicarlo en redes sociales. Y, una vez hecho, podrás editarlo con otras herramientas más completas. Por defecto, encontrarás los vídeos en la carpeta Vídeos > Capturas de tu usuario de Windows.