La serie 1899 se ha convertido en el gran éxito de final de año de Netflix. En especial, por su mezcla elaborada y bien construida de suspense, terror e incluso toques filosóficos. Todo lo relacionado con 1899 es una mezcla de diferentes puntos de vista acerca de la realidad, el tiempo y la concepción de la identidad. Y por si todo lo anterior no fuera suficiente, también es una estructura simbólica bien construida.

De hecho, su uso de símbolos ha sido uno de los puntos más celebrados de 1899. En particular, cuando la interpretación de la realidad que viven los personajes depende de ellos. Desde las pirámides que se muestran una y otra vez, hasta las llaves y escarabajos. La serie transcurre a través de un paisaje semi onírico que enlaza con reinterpretaciones del presente y del futuro de manera extrañamente inexplicable. Lo que, a su vez, enlaza con una concepción sobre el dolor, el duelo y la búsqueda de respuestas sobre la existencia, que sorprende por su sutileza. 

De modo que, incluso el título del programa ha sido parte de la especulación con respecto a la forma en que se interpreta el tiempo. Mucho más a medida que se enlaza y se reconstruye la concepción de lo temporal y la realidad como un todo único. ¿En qué momento histórico transcurre en realidad 1899? ¿Cuál es el punto real en medio de las múltiples simulaciones superpuestas entre sí? Ambas preguntas pueden ser más complicadas de lo que parecen.

La mirada sobre el tiempo en 1899 

La primera temporada de 1899 dejó claro que el Kerberos en realidad no existe, sino que es parte de una realidad simulada. Eso, además, quiere decir que nada de lo que hemos visto hasta entonces es real o, mucho menos, conectado con algo físico. Kerberos es solo el escenario de un sistema más elaborado, extraño y complicado que se enlaza en una idea complicada sobre lo tangible.

Lo cual incluye, claro está, el supuesto año en que transcurre. ¿Por qué se trata del año 1899 y no otro? ¿Por qué se trata de una época que está en mitad de una brecha social y cultural? ¿Por qué Maura — o quien sea en realidad la persona que está detrás de la creación de simulación — decidió que fuera el final del siglo XIX?

1899

En realidad, no hay una respuesta clara a la decisión. Solo sabemos que se trata de un año de ruptura en lo que respecta a los movimientos migratorios en Europa y la industrialización. 1899 no ofrece respuestas claras ni tampoco evidentes relacionadas con el tema, pero la idea central es evidente. Si el proyecto de simulaciones es parte de la concepción de la realidad de todos los pasajeros, ¿no sería más fácil crear algo reconocible? A diferencia de plantear la posibilidad de mostrar el futuro o el presente, la simulación replica una época de la que buena parte de los pasajeros tienen conocimientos. Al menos una idea básica sobre la cual profundizar. 

Una fecha misteriosa que debería ser respondida para la segunda temporada 

No obstante, la fecha de 1899 parece ser una de las grandes preguntas de la serie. En particular, de las que deberán ser respondidas en su segunda temporada, aún sin confirmar. ¿Puede ser que la proyección de 200 años en el pasado tenga un significado real para el proyecto Prometheus? Solo queda esperar por la respuesta.

Deja un comentario

Deja tu comentario