Elon Musk no dejará de trabajar hasta resolver todos los problemas de Twitter. El nuevo dueño de la red social confirmó que pasó la noche en las oficinas de San Francisco y que permanecerá ahí hasta que se arregle la organización. El anuncio se da en el marco de una de las transiciones más complejas de la industria tecnológica en los últimos años; una que amenaza la continuidad de la plataforma.

«He estado en las oficinas de Twitter en SF toda la noche. Trabajaré y dormiré aquí hasta que se arregle la organización», fueron las palabras de Elon Musk esta mañana. La expresión se dio luego que uno de sus empleados lo desmintió públicamente cuando el magnate se disculpaba por el rendimiento de la app para móviles. «Pasé aproximadamente 6 años trabajando en Twitter para Android y puedo decir que eso está mal», declaró Eric Frohnhoefer, un ingeniero de software que más tarde fue despedido en un tweet.

La idea de trabajar día y noche hasta resolver los problemas que aquejan a la red social parecer ser la nueva obsesión de Elon Musk. Tras cerrar el acuerdo de compra por 44.000 millones de dólares, el nuevo dueño prometió cambios radicales en la estructura. A la par de los ajustes e implementación de nuevas características, Elon despidió a miles de empleados y afectó a divisiones importantes de la empresa, como la de moderación, seguridad y privacidad.

Elon Musk trabaja todos los días de la semana desde que compró Twitter

Elon Musk Twitter

En una conferencia al margen de la cumbre del G20 en Bali, Elon Musk reveló que tiene demasiado trabajo. El CEO de Tesla y SpaceX declaró que labora «desde la mañana hasta la noche, siete días de la semana». Aunque la idea de una jornada extenuante no es nueva para Elon, lo cierto es que Twitter pondrá a prueba su paciencia y salud mental debido a la cantidad de problemas que enfrenta la plataforma.

El Chief Twit se comprometió a no dejar las oficinas hasta no arreglar la organización. Aunque el tweet es parte de un hilo donde se expone la lentitud de la app para móviles, Elon Musk está dispuesto a resolver todos los fallos. En días pasados se reportó que los empleados trabajaban a marchas forzadas en dos turnos para cumplir con la implementación de Twitter Blue.

El sistema de suscripción, que posteriormente fue víctima de la crisis de verificados, se mantuvo como tendencia en Twitter. Algunos trabajadores compartieron fotografías con bolsas de dormir ubicadas bajo los cubículos en las oficinas de la empresa. Al parecer Elon quiso replicar entre su personal la devoción al trabajo que practica desde hace varios años.

El equilibrio entre trabajo y vida personal no existe en el vocabulario de Elon

En una entrevista en el podcast de Kara Swisher, Elon reveló que destinaba entre 80 y 90 horas al trabajo. En algunos casos, Musk contabilizó hasta 120 horas cuando dormía en las oficinas de Tesla. El balance entre trabajo y vida personal no existe en la vida de Elon Musk y ahora buscará trasladarlo a Twitter.

En su primer correo electrónico a los empleados, Elon Musk advirtió que se avecinan tiempos difíciles para la compañía. Elon comunicó a su personal que deberá permanecer un mínimo de 40 horas a la semana en la oficina y terminó con el teletrabajo. El magnate quiere resolver los problemas de Twitter, sin importar si va en contra del work-life balance que distinguió a la compañía en años anteriores.

Deja un comentario

Participa en la conversación, deja tu comentario