La reciente debacle de FTX se ha cobrado a otra empresa de criptomonedas. Hablamos de BlockFi, que se ha declarado en bancarrota oficialmente, después de que se rumoreara la posibilidad desde las primeras horas de este lunes. A través de una nota de prensa, la firma aseguró que tomó la medida para «estabilizar su negocio», y dio indicios de que pronto anunciará despidos.

BlockFi había suspendido los retiros de su plataforma el pasado 11 de noviembre, después que FTX anunciara su quiebra. La firma cripto tenía una importante exposición económica al exchange de Sam Bankman-Fried, de cuyos instrumentos se valía para pagar intereses a sus clientes. De modo que la repentina caída de este último fue un golpe casi letal.

«Como parte de sus esfuerzos de reestructuración, la Compañía se centrará en recuperar todas las obligaciones que sus contrapartes le deben a BlockFi, incluidas FTX y entidades corporativas asociadas», explicaron desde BlockFi. No obstante, la empresa reconoce que la recuperación de fondos de FTX no sucederá en el corto plazo.

Más allá de declararse en bancarrota, BlockFi asegura disponer de casi 257 millones de dólares, monto que debería resultarle suficiente para mantener activas algunas operaciones mientras se realiza la reestructuración.

Además, ha anunciado la puesta en marcha de un plan interno para «reducir considerablemente los costes», que incluyen el recorte de gastos laborales. Es decir, despidos. De todos modos, aún no se ha mencionado cuántos trabajadores se verían afectados por la determinación.

BlockFi, otra compañía que sufre los avatares del invierno cripto

BlockFi | FTX

El caso de BlockFi es llamativo porque FTX se había presentado como su salvación, y puede terminar siendo su perdición. La firma había sufrido un fuerte sacudón a mediados de año, tras el desplome del mercado de criptomonedas y la debacle de Three Arrows Capital, y Sam Bankman-Fried salió a su rescate con un crédito por 250 millones de dólares. Sin embargo, este último finalmente se convirtió en un préstamo por 400 millones, con la opción de ser adquirida por FTX US.

La debacle de la firma de SBF generó grandes dudas sobre la situación de BlockFi. No solo porque tenía parte de sus activos dentro de FTX, sino también porque todavía no había recibido todo el dinero del préstamo prometido. Además, la propia empresa indicó que se enteró de los problemas de FTX a través de Twitter, como el resto del mundo.

De acuerdo con los documentos que presentó BlockFi para declararse en bancarrota, hoy tiene alrededor de 100.000 acreedores. El más importante es Ankura Trust Company, a la que le debe casi 730 millones de dólares; mientras que en segundo aparece FTX US con $275 millones. Y sus ejecutivos estiman que tienen entre 1.000 y 10.000 millones de dólares en activos y pasivos.

Vale mencionar que, así como BlockFi se ha acogido al Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos, una filial constituida en las Islas Bermudas también ha iniciado un proceso similar.

De esta forma, el escándalo de FTX sigue poniendo a otras empresas al borde del precipicio. No olvidemos que Genesis es otra de las empresas cripto que ha sufrido un golpe por su exposición al exchange en cuestión, y se rumorea que también podría declararse en bancarrota.

Etiquetado:

Deja un comentario

Participa en la conversación, deja tu comentario