Genesis Global Trading es una de las firmas más importantes del mundo de las criptomonedas, aunque posiblemente le resulte desconocida a la gran mayoría. Se trata de uno de los "bancos de inversiones cripto" de mayor recorrido en el ecosistema, aunque hoy también está sufriendo las consecuencias de la caída de FTX.

El problema se encuentra, específicamente, en Genesis Global Capital, la unidad de préstamos de la firma en cuestión. Dicha sección, que opera de forma independiente, está contra las cuerdas por su exposición al colapso de FTX, lo que alimenta los rumores de una posible bancarrota.

Y si bien desde la compañía han salido a desmentir la posibilidad de una quiebra, la opción estaría sobre la mesa si no consigue una inyección de capital. "No tenemos planes de declararnos en bancarrota de manera inminente. Nuestro objetivo es resolver la situación actual de forma consensuada, sin necesidad de decretar la quiebra. Génesis continúa teniendo conversaciones constructivas con los acreedores", manifestó un portavoz a Bloomberg.

Según reporta el citado medio, la compañía tenía bloqueados 175 millones de dólares en una cuenta de trading de FTX cuando esta se declaró en bancarrota. Lo que llevó a la plataforma, que sirve a clientes institucionales, a suspender los rescates y la generación de nuevos préstamos. Vale mencionar que, de acuerdo con sus propios registros, Genesis tenía préstamos activos por 2.800 millones de dólares al cierre del trimestre pasado.

Genesis sale a buscar dinero para evitar la bancarrota

Cirptomonedas, Coinbase intentó comprar bit2me | Criptomonedas | FTX | Genesis
Crédito: Unsplash

Si bien hoy Genesis asegura no pensar en una quiebra inminente, lo cierto es que necesita dinero. La unidad de préstamos ya habría consultado a, al menos, dos empresas para lograr una inyección económica. De acuerdo con The Wall Street Journal, el primer acercamiento fue a Apollo Global Management, una de las firmas de capital privado más importantes del mundo. No obstante, la respuesta inicial no habría sido positiva.

El segundo consultado fue Binance, pero el exchange cripto habría declinado su participación por temor a que represente un conflicto de intereses. En principio, se dijo que Genesis estaba solicitando unos 1.000 millones de dólares para reactivar las operaciones momentáneamente suspendidas. De todos modos, se desconoce si la compañía sigue buscando dicho monto, o si necesita más.

Lo llamativo es que no se trata de la primera vez que esta empresa queda expuesta a un desplome cripto. Es que, a mediados de este año, se conoció que la firma le había prestado 2.400 millones de dólares a Three Arrows Capital, un fondo de cobertura de criptomonedas que quebró tras el colapso de UST y Luna. Fue el acreedor más afectado por la bancarrota, que afectó a más de dos docenas de entidades prestamistas por un total de $3.500 millones.

Un caso que puede traer mayores implicaciones al ecosistema cripto

La posible caída de Genesis mantiene en alerta a buena parte del ecosistema de las criptomonedas. Especialmente a las plataformas centralizadas, puesto que varias compañías la utilizaban para financiar el funcionamiento de sus propios productos. Uno de los primeros afectados fue Gemini, el exchange de los hermanos Winklevoss.

Otro punto notorio del caso de Genesis y su exposición a FTX es que el escándalo de esta última se desató por un artículo de CoinDesk. El mismo reveló que las tenencias de Alameda Research eran, en gran parte, en FTT, y derivó en que Binance anunciara su intención de desprenderse del token. La denuncia de irregularidades llevó a que la firma de Sam Bankman-Fried se declarara en bancarrota apenas una semana más tarde. ¿La conexión? CoinDesk y Genesis son empresas "hermanas", puesto que ambas son propiedad del emporio Digital Currency Group (DCG).

Etiquetado:

Deja un comentario

Deja tu comentario