El 2022 será recordado como el año del regreso de dos de los universos más queridos de la cultura pop. La Casa del Dragón, de HBO Max, y Los Anillos del Poder, de Prime Video, recuperan dos sagas históricas para toda una nueva audiencia. Además, exploran lugares novedosos de mundos tan amplios como ricos en detalles, personajes y lugares inéditos. Ambas series tienen la particularidad de reconstruir el pasado de narraciones de especial relevancia en el entretenimiento. 

La Casa del Dragón recorre de nuevo la ficticia Westeros; en esta ocasión, a siglos de distancia de sus momentos más decadentes. La serie muestra el reinado de los legendarios Targaryen, convertidos en mitos oscuros por su extraña y violenta historia. Después de varios intentos fallidos, HBO logró encontrar el tono y la época adecuados para extender la saga de George R.R. Martin en nuevas direcciones. 

Con tres capítulos estrenados, y una segunda temporada confirmada, es un relato brutal sobre la codicia, mezclado con magia y misterio. No obstante, la alargada sombra de Juego de Tronos pesa sobre su argumento. Sin la variedad de Casas Nobles y visiones del poder de la original, la producción, por ahora, intenta narrar una historia amplia que por momentos la sobrepasa. Por lo que hay dudas de que pueda explorar los grandes temas que sostienen su premisa con pulcritud.

La Casa del Dragón es la nueva serie del universo de Juego de Tronos

La Casa del Dragón: un relato brutal, mágico y misterioso

Los Anillos de Poder, el buque insignia de Prime Video

Al otro lado, Los Anillos de Poder es un proyecto que seguramente marcará un hito en el streaming. La, por ahora, serie más costosa de la historia, intenta narrar La Segunda Edad de la saga literaria de J.R.R. Tolkien. Una proeza con enormes riesgos a cuestas. El período dentro de la mitología imaginada por el escritor británico apenas se esboza en cuentos y ensayos. Por lo que la producción tomó la decisión de construir el ambiente de la narración que cuenta, en lugar de adaptar alguno tradicional. 

La Casa del Dragón

El resultado ha sido una considerable polémica y desconfianza por parte del estricto grupo de fanáticos del autor. Con dos episodios disponibles, deslumbra por su apartado visual, pero resulta endeble en su argumento. 

El contraste entre ambas producciones origina una inevitable pregunta: ¿Cuál será la que perdure en la memoria de la cultura pop? Te dejamos un análisis de cinco puntos esenciales al respecto que, tarde o temprano, definirán el panorama de los proyectos más importantes de la actualidad.

Anillos de Poder

Potencial de futuro 

Quizás el punto en que más se diferencian La Casa del Dragón y Los Anillos del Poder. Prime Video solo dispone de los derechos de la Trilogía del Anillo Único y de la novela El Hobbit. Por lo que su historia está ambientada en un punto del pasado de ambas narraciones. Pero la limitación de licencias impide que el argumento pueda ir más allá de cierto punto. De hecho, restringe de tal forma su capacidad para explorar elementos nuevos, que tendrá dificultades para expandir el universo que apenas ha comenzado a crear.

Hasta ahora, las cinco temporadas planeadas para la historia deberían abarcar La Segunda Edad de la saga Tolkien. Un punto cronológico que se menciona de forma indirecta en los libros principales. Pero los giros argumentales y personajes principales pertenecen al libro El Silmarillion, todavía en manos de los herederos del escritor. Por lo que la serie se enfrenta al reto de versionar el querido universo literario a una escala por completo nueva. Sin embargo, no podrá hacer otra cosa que mostrar sucesos generales o, en el mejor de los casos, tan poco precisos como para perder identidad.

Por otro lado, La Casa del Dragón será, con toda seguridad, el primer spin off de la saga Canción de Hielo y Fuego. George R.R. Martin comentó, a lo largo del último lustro, que desea crear un mundo expandido en constante crecimiento. Además, especificó que lo imagina al estilo del Universo Cinematográfico de Marvel. Así que si La Casa del Dragón resulta un éxito, es más que probable que otros programas ambientados en Westeros lleguen a la pantalla con rapidez. En la actualidad, al menos uno ya se encuentra en producción temprana y es la historia de Jon Snow, con su propio showrunner y equipo de producción. 

Dinero, inversión, expectativas 

Otra gran diferencia entre las producciones de La Casa del Dragón y Los Anillos del Poder. En esta ocasión, la ganadora es la actual serie insigne de Prime Video. Según el medio Screen Rant, el costo de producción de la primera temporada Los Anillos de Poder es de $462 millones. Esto permite calcular que filmar cada capítulo llevó alrededor de $60 millones. Se trata de una suma astronómica que supera la inversión de Netflix para Stranger Things, que alcanzó los $30 millones por episodio. 

El resultado, además, es evidente en pantalla. El apartado visual es opulento y la puesta en escena de una minuciosidad sorprendente. Para su piloto, Prime Video logró capturar toda la belleza de paisajes imaginarios con un nivel de realismo que desconcertó por su pulcritud. En especial, en un año en que la calidad de las producciones con un alto porcentaje de trabajo digital se ha debatido de manera insistente. 

Anillos de Poder

Al otro extremo, La Casa del Dragón tiene algo de modesto, con $200 millones como inversión para su primera temporada. Es inevitable notar la diferencia entre sus escenarios digitales, vestuario y escenografía. Incluso, en el nivel de detalle, al plasmar la anatomía de los ya icónicos dragones de la saga. En general, el resultado es menos acabado que la producción de Prime Video y mucho menos espectacular de lo que se esperaba que fuera. 

Una audiencia dividida sobre la calidad de la historia

Este es el apartado en que triunfa, de forma holgada, La Casa del Dragón frente a Los Anillos del Poder. Hasta ahora, los tres capítulos de la serie sorprendieron gratamente a los decepcionados fanáticos de Juego de Tronos. Antes del estreno del programa, la mayoría de los seguidores de la historia original se mostraron desconfiados con la producción. En concreto, debido a los pobres resultados de la octava temporada y final de su predecesora. 

Posteres de La casa del dragon 1
Daemon Targaryen

Pero la precuela de la original sorprendió por su guion bien planeado y mejor ejecutado. También por su ambición de hacerse más violenta y audaz a medida que transcurra la historia. Cada capítulo supera al anterior en osadía y, en particular, es evidente la intención de sus creadores de plasmar el mundo de Martin en toda su crueldad. 

Por otra parte, Los Anillos de Poder resultó una decepción agridulce para una parte considerable del fandom de la obra de Tolkien. Ya sea por los añadidos novedosos, el argumento adaptado a una sensibilidad contemporánea, o porque, en realidad, es una historia nueva. Cualquiera que sea la respuesta, la serie provocó una reacción de rechazo más intensa de lo esperado. Eso, a pesar de convertirse en el programa más visto del año en Prime Video. No obstante, todavía hay serias dudas sobre su contenido, narración y coherencia. 

¿Podrá la producción empalmar una serie de fragmentos de una rigurosa mitología creada para un universo que se sostiene en términos muy específicos? No está muy claro qué ocurrirá en el futuro. 

Alcance en la audiencia 

En este punto, la gran perdedora podría ser La Casa del Dragón. Con un tono violento, cruel y sangriento, la serie no esperó demasiado para mostrar su tono. En su primer episodio hubo decapitaciones, castraciones y un cuestionable procedimiento quirúrgico gráfico que asesinó en pantalla a un personaje principal. Además de las acostumbradas escenas de sexo explícito de la saga Martin. 

No se trata de una sorpresa para los fanáticos, pero sí puede ser un problema para una audiencia distinta a la que se sorprendió con Juego de Tronos. El programa está destinado a un público esencialmente adulto y se concentra en él.

El señor de los anillos: Los anillos del poder

Por su parte, Los Anillos de Poder es una producción que tiene la posibilidad de asombrar y conmover a público de todas las edades. Con su historia épica, emocional y casi ingenua, la saga de la Dama Elfa Galadriel y su lucha contra el mal, es una producción familiar. Por supuesto, se trata de una estrategia cuidadosa de Prime Video, que se aseguró de conseguir una clasificación PG-13 para su programa más costoso. 

La historia no quedará incompleta 

En este punto, las producciones de La Casa del Dragón y Los Anillos del Poder tienen los mismos objetivos. Y, al parecer, piensan lograrlos independientemente del resultado de sus respectivas primeras temporadas. Según Prime Video, Los Anillos de Poder se extendería por cinco entregas. En octubre comienza a filmarse la segunda. Sea o no un éxito tan resonante como la plataforma espera, al menos habrá una conclusión o algo parecido a la historia central. 

/hb

Date de alta en HBO Max y tendrás acceso a las mejores series y películas exclusivas como The Wire, Los Soprano o Juego de Tronos. Incluye todo el catálogo de Warner, los clásicos de Cartoon Network y los grandes estrenos como Matrix y Dune.

Algo semejante ocurre con La Casa del Dragón, que confirmó una segunda temporada apenas días después del estreno del primer episodio de la primera. Todavía no está claro si la saga de los Targaryen podría alargarse a más de cuatro, como se ha sugerido. Pero, por ahora, la adaptación de Fuego y Sangre contará lo esencial de su conflicto. Lo cual, sin duda, podría ser una estrategia para asegurar el universo en expansión de la gran historia de Westeros y sus gobernantes. 

Participa en la conversación

2 Comentarios

Deja tu comentario

  1. De todo los puntos incluidos en este análisis se nota un buen trabajo, no tiene la intención de estar a favor o en contra de los fans de cada serie. Me ha ayudado a decidir ver ambas series y valorar en cada una el trabajo incluido de los realizadores. Si me gusta todo el arsenal visual, pero también valoro el argumento de cada una. Gracias.

  2. Sin querer entrar en polémicas horrorosas pero rescatando los hechos, los anillos de poder supera en rating a la casa del dragón por mucho. Se habla de 25 millones de espectadores para la producción de Amazon y de 10 millones para la producción de HBO, sin contar que ese número disminuye en el tercer capítulo para HBO y se mantiene para la de Amazon.