Es una práctica conocida en la televisión clásica y su consumo también convencional. Canales que contraprograman los productos de éxito de otros, con la intención de robar espectadores. Puede que la analogía entre Juego de Tronos: La casa del Dragón de HBO Max y El Señor de los Anillos: Los Anillos de Poder sea algo forzada una vez dejada a un lado su capa más superficial, pero, de un modo u otro, está ahí.

Tras el estreno el 21 de agosto de la precuela de las historias de George R.R. Martin, menos de dos semanas después —el 2 de septiembre— tendremos en Prime Video disponibles los dos primeros episodios de Los Anillos de Poder, la apuesta por volver a traer con todo su esplendor, presupuesto —y ya veremos si acierto— el inmerso universo creado por Tolkien.

Que Amazon haya decidido estrenar dos episodios a la vez, mientras HBO va a ir a uno por semana, no es baladí. Se trata, por una parte, de saciar a los fans pero, también, jugar con el calendario. Gracias a su decisión de estrenar dos episodios a la vez, Los anillos de poder finalizará su primera temporada una semana antes que La casa del dragón.

¿Funcionará para quedarse con la conversación y el debate o se verá opacado por las expectativas del final de la historia de los Targaryen? Eso es algo que solo sabremos a mediados de octubre, cuando finalicen ambas historias. Lo que sí que parece claro, se quiera disimular o no, es que la contraprogramación, en cierto modo, ha llegado al streaming.

¿Es real la competición? Si es así, HBO va ganando con fuerza

Buscar en Google qué estamos buscando en Google —valga la redundancia— se ha convertido en un buen método para tomar el pulso sobre hasta qué punto algo está en tendencia o es popular.

He aquí una comparativa de la tendencia de ambas series en habla hispana:

El resultado es evidente, la precuela de Juego de Tronos gana por goleada, según esto, aunque su estreno más cercano ha podido condicionarlo.

Desde luego, los datos de audiencia nos dicen que había mucho interés por ver nuevas aventuras en Los Siete Reinos. De acuerdo a la compañía, el primer episodio fue visto por 9,9 millones de espectadores tan solo en los Estados Unidos.

Con esta cifra, La Casa del Dragón se convierte en el mejor estreno que ha tenido una serie original en la historia de HBO.

Date de alta en HBO Max y tendrás acceso a las mejores series y películas exclusivas como The Wire, Los Soprano o Juego de Tronos. Incluye todo el catálogo de Warner, los clásicos de Cartoon Network y los grandes estrenos como Matrix y Dune.

La disparidad de interés entre las dos series podría ser un duro golpe para Amazon teniendo en cuenta el coste de ambas apuesta. El presupuesto de la primera temporada de la nueva versión de las historias de Tolkien fue de 465 millones de dólares, mientras que la nueva lucha por el Trono de Hierro se estima que costó entre 150 y 200 millones de dólares.

Cada plataforma con su franquicia

Mientras que Amazon cuenta con su vasto caudal de ingresos en el comercio electrónico y en la nube para apuntalar sus apuestas de contenido original, Los anillos de poder es su primera gran inversión en contenido propio. 

Por su parte, para Warner Bros. Discovery, la segunda entrega de su franquicia de Juego de Tronos tiene mucho que demostrar, y estar a la altura. La última temporada de Juego de Tronos dejó un sabor amargo en la boca de muchos fans.

En aquel momento, HBO era propiedad de AT&T. Ahora, Discovery se ha fusionado con Warner Bros. y los nuevos propietarios tienen una nueva estrategia para el streaming. A medida que la compañía retira discretamente programas y películas de HBO Max, y ha dado carpetazo a proyectos ya realizados, los ahora todo está en el aire mientras HBO Max se fusione con Discovery+ el año que viene.

Si La casa del dragón, que costó entre 15 y 20 millones de dólares por episodio, no está a la altura de las expectativas, la siguiente fase de la franquicia de Juego de Tronos podría desvanecerse rápidamente. Una responsabilidad que también comparte Los Anillos de Poder.

Prueba Amazon Prime Video totalmente gratis durante 30 días y disfruta del catálogo completo de la plataforma sin límites. Solo con darte de alta tendrás acceso instantáneo a las mejores películas y series, además de envíos gratis en Amazon y otras ventajas.

Amazon tiene un plan de cinco temporadas para su gran apuesta, un plan que se tragará más de 1.000 millones de dólares en costes de producción y que podría tardar casi una década en completarse. Con esta inversión, es poco probable que la compañía se desvíe de la serie, incluso si la audiencia es menor de lo esperado de inicio. Y es que Amazon, a diferencia de Warner y HBO, cuenta con otro negocio tras su apuesta de contenido.

En cualquier caso, lo que sí que parece evidente es que ambas series han llegado para elevar las apuesta por el streaming y el contenido original, afilando las espadas de dos plataformas que buscan afianzar o crear sus propias franquicias, en una nueva era donde Disney ya tiene muchas marca grandes, Netflix pelea por hacer las suyas tan potentes —con productos como Stranger Things, y todas buscan tener su gran bala con la que contraprogramar si es necesario y retener a sus usuarios.

Deja un comentario

Deja tu comentario